Público
Público

"Nuestra libertad está en vuestras manos"

En una llamada telefónica a un compinche en Somalia, Raageggesey Hassan Aji subrayó que su situación en España dependía del futuro del Alakrana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Raageggesey Hassan Aji, alias Raageggesey Adji Haman, mantuvo la mirada al juez Baltasar Garzón la primera vez que compareció ante él el pasado 13 de octubre. Fuentes del caso le situaron entonces en una posición de mayor responsabilidad que la de otros piratas que participaron en el secuestro del Alakrana. En una conversación con otro pirata somalí intervenida en prisión el pasado 13 de noviembre, se muestra consciente de que su suerte y la de su compañero Abdu Willy corre pareja a la evolución del secuestro del atunero español.

En la conversación cuya transcripción ha aportado la Comisaría General de Información Raageggesey (que en castellano significa 'machote') habla con alguien que se identifica como 'uno de los cinco'. El procesado le dice a su interlocutor que está bien y niega, cuando es preguntado al respecto, que alguien le esté apuntando con un rifle en la cabeza. Antes de concluir la llamada telefónica, Raageggesey se sincera: 'Nuestra libertad está en vuestras manos'.

Los marineros liberados podrán declarar contra los piratas en España

Tanto el juez Santiago Pedraz como la Fiscalía, según fuentes jurídicas, ven poca trascendencia penal en las palabras del pirata, pero la defensa de Abdu Willy la mencionó nada más terminar la comparecencia de apenas diez minutos que su cliente y Raageggesey realizaron ayer ante el magistrado para que les comunicara su procesamiento.

Y el veloz procedimiento iniciado continuó ayer al mismo ritmo. Apenas una hora después de terminada la diligencia, y una vez foliado el sumario, el juez lo concluyó y elevó una copia a la Sección Cuarta de lo Penal para que inicie todos los trámites necesarios para celebrar el juicio. No obstante, acordó practicar la última prueba solicitada por el abogado de Abdu Willy, Francisco Javier Díaz Aparicio, consistente en certificar que los dos apresados por la fragata Canarias fueron trasladados a un buque francés que les acercó a tierra para traerlos a España.

El juez concluye la investigación y eleva el sumario a la Sala para el juicio

Pese a admitir la prueba, fuentes jurídicas restaron valor al argumento de la defensa respecto a que dicho traslado podría ser motivo suficiente para declarar ilegales las detenciones practicadas en el Índico. Este será uno de los argumentos que utilizará la defensa de cara al juicio que previsiblemente se celebrará en un par de semanas en la Audiencia Nacional. Otro consistirá en volver a dudar de la mayoría de edad de Abdu Willy, pese a las numerosas pruebas forenses que se le practicaron, y a que fue el propio Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia del que forma parte la Sección que se ocupará del juicio la que determinó que era mayor de edad.

Mientras tanto, en el Juzgado Central de Instrucción número 1 seguirá tramitándose la pieza principal por el secuestro del Alakrana contra los demás piratas, aunque no hayan podido ser identificados. En esa causa, el juez Pedraz podrá desplazarse al País Vasco y a Galicia a tomar declaración a los 16 marineros españoles liberados ayer.

Son los únicos testigos del secuestro. Por eso, aunque se haya concluido el sumario, la Sala, a petición de las partes, también podrá llamarles como testigos en el juicio que celebrará contra Abdu Willy y Raageggesey Adji Haman, si lo estima necesario para confirmar las pruebas que hay contra ellos.

Los trámites judiciales realizados ayer coincidieron con la noticia de la liberación de los marineros. Tanto jueces como fiscales mostraron su satisfacción por la resolución del secuestro.

El abogado de Abdu Willy anunció que si 'la liberación, deseada por todos', de los marineros ralentiza el proceso penal contra los piratas a disposición de la Justicia española, planteará 'una queja formal'.