Público
Público

Nueva York quiere mayor control sobre la Zona Cero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ciudad de Nueva York debería asumir un mayor control de la retrasadareconstrucción de la Zona Cero frente al Estado, según el alcalde Michael Bloomberg, en declaracionesque coinciden con el aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Bloomberg, que señaló el miércoles que el lugar en recuerdo de las casi 3.000 personas que murieronen los atentados contra el World Trade Center debería estar abierto para el décimo aniversario de losataques, y recomendó también reducir el tránsito por la zona.

Bloomberg, político independiente, instó al Estado a desmantelar el organismo llamado LowerManhattan Development, que ha adjudicado miles de millones de dólares en ayuda federal para lareconstrucción. El trabajo de la agencia estatal se ha visto empañado por su supervisión de la demolicióndel edificio de Deutsche Bank. El verano pasado, dos bomberos murieron allí en un incendio que estásiendo investigado por la Fiscalía neoyorquina.

"La burocracia por la participación federal, estatal y de la ciudad y el sector privado es un obstáculo",dijo Bloomberg en una ceremonia en la que firmó sobre una de las vigas de acero levantadas en el lugar.

Bloomberg indicó que el sitio supone un desafío extraordinario porque los trenes que conectan la ciudadcon Nueva Jersey y el metro de Nueva York deben pasar por allí, mientras que otros trabajos no puedenhacerse hasta que el cercano edificio de Deutsche Bank sea derribado.

El gobernador David Paterson, que asumió el cargo a mediados de marzo, aguarda a que concluya lanueva estimación de costes y el nuevo calendario que se espera para el 30 de septiembre. El martes,Paterson dijo en la Zona Cero que ésta debe estar completa para el décimo aniversario, diciendo que larestauración del transporte era lo segundo en importancia y luego construir nuevas torres.

El promotor del World Trade Center Larry Silverstein, que había arrendado el complejo de las torresgemelas semanas antes de que fuera destruido, está construyendo tres edificios de oficinas en el lugar. LaAutoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, que posee el terreno, levantará la Torre de laLibertad, de 541 metros de altura, que simbolizará el resurgir de la ciudad.

El centro de tránsito, cuyo coste se elevó a más de 2.500 millones de dólares por su complejidad y elelevado precio del acero, ya ha sido bastante simplificado. Diseñado por el español Santiago Calatrava,sus alas de mariposa serán fijas, en lugar de abrirse y cerrarse.