Publicado: 27.06.2014 13:24 |Actualizado: 27.06.2014 13:24

Nuevo choque entre las víctimas del terrorismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varias víctimas del 11M han reprochado hoy a la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, María del Mar Blanco, que sólo se haya referido a los crímenes de ETA en el discurso que ha pronunciado en el Congreso y no haya hecho una mención expresa a las víctimas de los atentados islamistas de 2004. "Nos han hecho una encerrona porque solamente es ETA" y "estamos indignados porque el 11M aquí ni siquiera se ha mencionado. Quieren que el 11M desaparezca y no va a desaparecer", decía en declaraciones a los periodistas Amparo Imedio, una de las víctimas de los atentados de Madrid, que ha asistido al homenaje en la Cámara Baja.

No ha podido venir al Congreso la presidenta de la Fundación 11M Afectados por el Terrorismo, Pilar Manjón, por razones personales, según ha explicado a Efe, aunque estaba previsto que presidiera el acto junto al presidente del Congreso, Jesús Posada, y las presidentas de la Fundación de Víctimas del Terrorismo y de la AVT, Ángeles Pedraza. Al conocer ese malestar, María del Mar Blanco, ha lamentado que pueda haberse malinterpretado así su discurso, que ha querido que fuera muy "genérico" y en el que todas la víctimas se sintieran representadas, reconocidas y reconfortadas: "Desde el corazón he hablado de todas las víctimas del terrorismo".

"Yo he querido que fuera un día de reconocimiento, de unidad", se ha defendido María del Mar Blanco

Ha insistido en que, con independencia del grupo terrorista que haya ocasionado las víctimas, cuando ha pedido memoria, dignidad y justicia, lo ha hecho en nombre de todas y cada una de ellas, sin poner ningún apellido. "Yo he querido que fuera un día de reconocimiento, de unidad porque sabemos que la unidad da la fuerza y esa fuerza es la que necesitamos para seguir adelante y para alcanzar definitivamente el fin del terrorismo", ha subrayado.

No obstante, ha aclarado que si lo que ha molestado es que haya expresado su malestar por la presencia en el Congreso de una formación política como Amaiur, que no ha condenado el terrorismo, lo hubiera hecho extensible si en esta Cámara estuviera presente algún grupo que no condenara o diera apoyo a grupos yihadistas, algo que "afortunadamente" —ha dicho— no ocurre. "Si eso ha molestado era mi deber y obligación, mi deber moral, ya que era la primera vez que las víctimas tomábamos la palabra en esta casa de la democracia", ha afirmado.

A pesar de estas explicaciones Amparo Imedio volvía a mostrar su indignación al afirmar: "Esto no nos lo vuelven a hacer, no volvemos a venir. Las víctimas son ellos los que las han separado, no nosotros, el 11M tiene que estar siempre presente". Una crítica de la que también ha salido al paso la presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, que ha defendido que "lo normal" era que en el Congreso hablara la presidenta de la Fundación que representa a todas las víctimas.

"No creo que nadie dude de que a mí me duele el 11M", ha señalado, recordando que su hija murió en los atentados de 2004, tras lo que ha insistido en que María del Mar Blanco ha hablado en nombre de todas las víctimas del terrorismo y ha dicho que ella sí se ha sentido representada.