Público
Público

Oasis, "desconcertado" por la cancelación de conciertos en China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El grupo británico Oasis dijo el lunes estar "desconcertado" por la decisión del Gobierno chino de cancelar dos conciertos programados para abril en su territorio continental.

La banda tenía previsto actuar el 3 de abril en Pekín y dos días después en Shanghái.

"Representantes del Gobierno han revocado las licencias de actuación que ya se habían emitido para la banda y ordenado que sus espectáculos de Pekín y Shanghái sean cancelados inmediatamente", anunció el lunes Oasis en un comunicado.

"La decisión de las autoridades chinas de cancelar los conciertos supone un giro respecto a su decisión que ha dejado al grupo Oasis y a sus promotores desconcertados", añadió el texto.

El comunicado indicó que de acuerdo a los promotores de los conciertos, estos se cancelaron cuando las autoridades chinas descubrieron que el miembro del grupo Noel Gallagher había actuado en Estados Unidos en 1997 en el concierto benéfico "Free Tibet".

En consecuencia, el Gobierno "estimó que la banda es (...) inadecuada como para tocar para sus admiradores en la República de China".

"Oasis está profundamente decepcionada de verse ahora incapaz de tocar su gira prevista por China continental y espera que los poderes del país reconsideren su decisión y le permitan tocar al grupo", señaló el escrito.

El resto de la gira de Oasis por el sudeste asiático seguirá como estaba programada, incluyendo una actuación en Hong Kong el 7 de abril.

El país asiático señaló en 2008 que aumentaría los controles sobre los artistas extranjeros, después de que la islandesa Bjork gritase "¡Tibet! ¡Tibet!" en un concierto en Shanghái.

China dirige Tíbet con puño de hierro desde los años 50, cuando sus tropas entraron en esta región del Himalaya, y denuncia cualquier desafío a su autoridad.

Aunque en los últimos años el gigante asiático ha recibido una serie de espectáculos de alto nivel, como conciertos de The Rolling Stones, el Gobierno se esfuerza para que sean políticamente correctos.

A los artistas se les prohíbe presentar contenido que pueda dañar la "unidad nacional" o "promover resentimientos" y a los promotores se les pide que entreguen listas y letras de las canciones para su aprobación.