Público
Público

Obama dice que la tormenta de la crisis económica está amainando

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy que su plan de recuperación logró sacar a la economía de la crisis, pero insistió en que es imperativo aplicar reformas para impedir que se repita.

"Hemos logrado sacar al sistema financiero y a nuestra economía del borde del abismo", aseguró el presidente en su habitual discurso de los sábados grabado durante su visita a Rusia e Italia para participar en la cumbre del G-8.

Obama recordó que al llegar a la Casa Blanca el 20 de enero de este año el país enfrentaba la peor crisis económica desde la Gran Depresión de la década de los treinta.

"En ese momento, estábamos perdiendo como promedio 700.000 plazas de trabajo al mes. Y muchos temían que nuestro sistema financiero estuviera a punto de colapsar", señaló.

Sin embargo, dijo que en el marco de la Ley de Recuperación del Gobierno se reanudaron los créditos a las familias y a las empresas, se estabilizaron las instituciones financieras y se ayudó a que los deudores pagaran sus hipotecas.

"En poco más de 100 días la ley de recuperación económica ha dado los resultados previstos", añadió.

Entre esos resultados indicó que la ley proporcionó un alivio tributario por 43.000 millones de dólares a los trabajadores y a las empresas y que ayudó a los estados a reducir sus déficit y el consiguiente despido de trabajadores.

También permitió a las empresas más pequeñas y a las compañías que producen energía limpia contratar nuevos trabajadores y cancelar planes de despidos.

Obama reconoció que todavía hay críticos que consideran que los esfuerzos han sido un fracaso sin ofrecer alternativas y que hay otros que piensan que el plan de recuperación debería ser más amplio.

También advirtió de que no podía pensarse que los resultados debían ser inmediatos porque el plan se concibió para arrojar resultados en dos años y no en cuatro meses y que su aplicación se acelerará durante el verano y el otoño boreales.

"Debemos permitir que funcione como se le concibió, con la idea de que en cualquier recesión el desempleo tiende a recuperarse más lentamente que otras medidas de actividad económica", señaló.

Según las últimas cifras del Departamento del Trabajo, el desempleo llegó en junio a 9,5 por ciento, el nivel más alto de la última década.

"Estoy confiado en que EE.UU. capeará esta tormenta económica", afirmó.

Pero al mismo tiempo, advirtió de que si no se aplican "reformas serias" es posible que el país sufra nuevas crisis o vea estancadas las cifras de crecimientos.

"Ese es un futuro que rechazo de manera absoluta", indicó.

Obama también recordó que al recibir la investidura para el cargo señaló que se necesitarían muchos meses para sacar la economía de la recesión para llevarla a la recuperación y, en última instancia, a la prosperidad.

"No estamos allí todavía (...), pero estamos avanzando en la dirección correcta. Estamos limpiando los escombros de esta tormenta", indicó.