Público
Público

Obama enviará a 44.000 soldados a Afganistán

El presidente de EEUU, que confirmará este martes la cifra concreta, pone en marcha su nueva estrategia bélica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha dado ya la orden de poner en marcha la nueva estrategia bélica en Afganistán, que incluye presumiblemente una escalada en el número de soldados destinados en el país asiático.

Según se ha filtrado en los medios estadounidenses, la estrategia que se plantea Obama prevé el envío de refuerzos en torno a los 34.000 soldados. El general al mando de la fuerza internacional, Stanley McChrystal, había pedido alrededor de 40.000 soldados más (en la actualidad hay 100.000 soldados de varios países, 68.000 de ellos estadounidenses).

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, indicó que el presidente tiene previsto anunciar mañana sus planes para Afganistán en un mensaje televisado a la nación. Obama dio las órdenes a última hora de ayer tarde en una conversación en el Despacho Oval con algunos de sus principales asesores de seguridad.

Además, Obama ha comenzado a telefonear a varios gobernantes en todo el mundo para comunicarles sus planes, dijo Gibbs, que precisó que esta mañana ya habló con el presidente francés, Nicolas Sarkozy. El presidente de EEUU tenía previsto comunicar directamente su decisión al primer ministro australiano, Kevin Ruud, con quien hoy se reunía en la Casa Blanca.

Asimismo, agregó el portavoz presidencial, conversará a lo largo del día por teléfono con el presidente ruso, Dmitri Medvédev, y por vídeo-conferencia con el primer ministro británico, Gordon Brown.

Además, tiene previsto comunicar su decisión a los líderes de Afganistán, Hamid Karzai, y de Pakistán, Ali Asif Zardari, y reunirse con una delegación de representantes del Congreso estadounidense antes de dirigirse a la nación desde la academia militar de West Point.

Según explicó Gibbs, en su discurso Obama reiterará que la presencia de las tropas estadounidenses en Afganistán 'no se trata de un compromiso sin fin' y hay que tener en cuenta las limitaciones en los recursos disponibles, tanto presupuestarios como de tropas.

La meta, explicó, es 'adiestrar a las fuerzas de seguridad afganas para que combatan una insurgencia impopular y que los afganos se hagan cargo de su propia seguridad'.

Igualmente declarará, insistió el portavoz, que la estrategia buscará 'garantizar que en Afganistán los talibán no pueden prestar refugio a la red terrorista Al Qaeda que existía previamente'. También repasará por qué Estados Unidos se encuentra en Afganistán, cómo ha transcurrido la guerra y cómo espera lograr sus objetivos, según el portavoz.