Público
Público

Obama y Medvédev se reúnen para expandir la relación bilateral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EE.UU., Barack Obama, se reúne hoy con el mandatario ruso, Dmitri Medvédev, en la Casa Blanca, para expandir los lazos entre los dos países más allá de asuntos tradicionales como la no proliferación nuclear.

La reunión, que tendrá inicialmente carácter privado entre los dos mandatarios para después ampliarse a sus equipos de asesores, estará seguida de una rueda de prensa en la Sala Este de la Casa Blanca.

El encuentro es el séptimo entre los dos líderes y se produce después de que ambos países colaboraran para sacar adelante en el Consejo de Seguridad de la ONU, hace dos semanas, una resolución que impone nuevas sanciones a Irán.

Con la reunión, la Casa Blanca quiere demostrar la excelencia de las relaciones bilaterales después de que, tras su llegada al poder, Obama expresara su voluntad de lograr "un nuevo comienzo" en esos lazos tras un periodo de enfriamiento durante el mandato de George W. Bush.

Según el director de Comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, Obama ve a Medvédev como "un interlocutor extraordinariamente capaz y fiable" que ha "demostrado una y otra vez que cumple lo que promete".

Durante el mandato de Obama, Rusia y EE.UU. han firmado un nuevo acuerdo de desarme nuclear START y han dado un nuevo impulso a otro de cooperación nuclear civil.

"Ambos presidentes creen firmemente que hay un gran potencial de colaboración en la relación EE.UU.-Rusia que va más allá de los asuntos tradicionales", declaró Rhodes.

Según el director del Consejo de Seguridad Nacional para Rusia y Asia Central, Michael McFaul, EE.UU. y Rusia "intentan abandonar la mentalidad de que si uno logra algo beneficioso necesariamente es en perjuicio del otro".

Así, ambos presidentes abordarán la situación en Kirguizistán, donde Rusia ha declinado la petición del Gobierno provisional de enviar tropas.

Según McFaul, donde los dos países sufrieron roces en sus relaciones debido a la base militar estadounidense de Manas, ahora harán hincapié en la cooperación humanitaria en esa nación centroasiática.

Abordarán también lo que representa uno de los grandes escollos en la relación bilateral, la defensa antimisiles. EE.UU. abandonó el año pasado los planes de la Administración Bush para construir un escudo en Europa del Este, que ha sustituido por un proyecto que considera más flexible.

Pero los dos presidentes harán hincapié, sobre todo, en los lazos económicos.

Tras su encuentro y una breve rueda de prensa, ambos tienen previsto cruzar la Avenida Pensilvania para reunirse con empresarios estadounidenses y rusos en la Cámara de Comercio de EE.UU..

El encuentro entre ambos presidentes se produce un día antes de que comience en Canadá la cumbre del G8 y del G20, que agrupará a las principales economías mundiales.