Público
Público

Obiang revalida "con mayoría aplastante" su tercer mandato de siete años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente Teodoro Obiang venció por tercera vez consecutiva, y con una "mayoría aplastante", en los comicios presidenciales celebrados el domingo en Guinea Ecuatorial, según los datos aportados por el presidente de la Junta Electoral Nacional (JEN), Clemente Engonga.

Engonga, también ministro de Interior, indicó que con un total de 296 mesas escrutadas el oficialista Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), el partido de Obiang, obtuvo el 96,7 por ciento de los votos.

Los cuatro aspirantes de los partidos de la oposición que se enfrentaban a Obiang obtuvieron, según los datos de la mima fuente, unos resultados meramente marginales.

Buenaventura Mansuy, de la coalición Social Demócrata (PCSD), logró el 0,04 por ciento de los sufragios; Carmelo Mba de Acción Popular (AP) tuvo un 0,04 por ciento; Pácido Micó de Convergencia para la Democracia Social (CPDS) alcanzó un 0,7 por ciento de los votos, mientras que la Unión Popular (UP) de Archivaldo Montero Biribe tuvo un 0,05 por ciento de las papeletas.

El secretario general y director de campaña del PDGE, Filiberto Ntutumu, dijo a Efe desde Malabo que Obiang ha conseguido "una victoria abrumadora dentro de la transparencia".

"Nuestros militantes han cumplido con la disciplina y los principios del partido y han votado masivamente a favor de nuestro candidato" Obiang, manifestó Ntutumu.

Los datos oficiales definitivos de los comicios no se conocerán hasta el próximo 5 de diciembre.

Los dirigentes de las cuatro fuerzas de oposición han denunciado las irregularidades cometidas a lo largo de la campaña y, en particular, durante la jornada de la votación.

El desarrollo de los comicios ha sido supervisado por el Instituto para los Estudios Democráticos de Estados Unidos junto a otros observadores internacionales, procedentes mayoritariamente de países africanos.

Un total de 292.585 ciudadanos con derecho al voto estaban convocados a ejercer el sufragio en 1.324 mesas repartidas por todo el país para elegir al presidente que estará al frente de esa antigua colonia española en África subsahariana en los próximos siente años.

Poco después del cierre de las urnas, Obiang felicitó "al pueblo de Guinea Ecuatorial por la madurez que ha demostrado en este proceso, empezando por la campaña que se ha desarrollado durante dos semanas y en la que no se han registrado incidentes", lo que, según el presidente ecuatoguineano, "demuestra la madurez política y el civismo de este país".

Agradeció el hecho de que "hemos vivido muy de cerca unas elecciones que se han desarrollado a lo largo del día, y todo ha salido en condiciones perfectas", y añadió que los electores han acudido a los colegios para emitir su voto en "favor del candidato que han preferido".

En opinión de Obiang, "el paso que hemos dado dignifica a nuestro país a nivel internacional. A nivel del continente africano nadie puede dudar de que actualmente la democracia se ha asentado en Guinea Ecuatorial".

Según Ntutumu, "el mismo ambiente democrático con el que se inició la apertura de los colegios es el que ha culminado satisfactoriamente sin ningún gran incidente".

Por su parte, la opositora CPDS, denunció "irregularidades" en el desarrollo de las votaciones como la expulsión de sus interventores y las amenazas de muerte que recibió el representante de la Junta Electoral Distrital de Bata, Valentín Nbiang Eyene, por parte de un comandante del ejército que presidía una mesa electoral.

El secretario de Relaciones Internacionales y director de campaña de CPDS, Celestino Bacale, dijo que la votación se desarrolló "muy mal" y señaló que los militares atropellaron a los interventores de su partido.

Afirmó que en los distritos de Micomiseng, Niefang y Nsor, todos en la parte continental de Río Muni, algunos colegios ya se cerraron antes porque "la gente no ha votado, sino que lo hicieron en su lugar los presidentes de consejos de poblados y comunidades de vecinos, todos del PDGE".

Carmelo Mba, candidato por AP, reconoció que en Malabo, la capital del país, la jornada discurrido con normalidad, y se quejó de que en distritos como Evinayon y Mbini (en la región continental), "han desaparecido papeletas en muchos poblados".

Obiang acudió a las elecciones apoyado por los partidos Unión Democrática Social (UDS), de Carmelo Medu; Convergencia Social Democrática Popular (CSDP), de Santiago Ondo; Alianza Democrática Progresista (ADP), de Francisco Baumunde, y Unión Democrática Nacional (UDENA), de Cristino Bueriberi.

Obiang también estuvo apoyado por el Partido Social Demócrata (PSD), de Francisco Mabale; Convención Liberal Democrática (CLD), de Alfonso Nsue, y el Partido Liberal (PL), de Salvador Nguema, y el Partido Socialista de Guinea Ecuatorial (PSGE), de Tomás Mecheba.

En junio de 1989, tras la fundación del PDGE en 1986, Obiang convocó elecciones presidenciales, en las que presentó como candidato único, y ganó con un 98,99 por ciento de los votos.

En las elecciones presidenciales de diciembre de 2002, en las que los cuatro candidatos opositores de entonces decidieron retirarse en bloque en protesta por las numerosas irregularidades y las sospechas de fraude, Obiang venció con el 99,5 por ciento de los votos.