Público
Público

La obra de Ray Johnson, fundador del Pop-Art, por primera vez en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 300 obras del artista norteamericano Ray Johnson se exhiben desde hoy en el MACBA, en Barcelona, en la primera retrospectiva en España dedicada a esta figura seminal del Pop-Art.

Famoso y marginal a la vez, personaje público y elusivo, Ray Johnson (Detroit, 1927-Nueva York, 1995) fue "un artista contradictorio", ha remarcado el comisario de la muestra, Alex Sainsbury.

Comenzó una brillante y prometedora carrera en el Black Mountain College, donde se relacionó con Albert Einstein, John Cage, Merce Cunningham, Robert Motherwell, Robert Rauschenberg, Cy Twombly o Willem de Kooning, y acabó olvidado por todos tras autoexiliarse en Long Island y renegar de cualquier exposición pública de su obra.

Por esa razón, el MACBA anuncia a bombo y platillo la primera retrospectiva en España de Johnson, "el más famoso de los artistas desconocidos".

En el museo barcelonés se pueden contemplar collages, dibujos-objeto y sus populares obras de arte postal, fruto de la colaboración con el museo Raven Row de Londres, donde se exhibió anteriormente una versión reducida de esta misma retrospectiva.

Las miles de misivas que el artista envió con el ruego "Please Add to & Return" (Completar y devolver, por favor) dan título a esta muestra, que se presenta en el MACBA en la misma planta en la que puede verse la exposición dedicada a John Cage, vecino suyo en Nueva York, que influyó en Johnson con sus reflexiones sobre el azar y la indeterminación.

Fruto de una táctica comercial, el artista comenzó en 1955 a enviar por correo litografías en offset para anunciar sus diseños y tres años después envió la primera circular en la que rogaba al destinatario que la completara y la devolviera.

A partir de 1960, los envíos masivos, una filosofía que compartía con Warhol, sirvieron de inspiración a un grupo de artistas que se dedicaron a partir de entonces a confeccionar imágenes destinadas a la distribución por vía postal, con lo que nació el movimiento del llamado "arte postal", que contó con centenares de adeptos.

Sin quererlo, Johnson, subraya el comisario, acabó convirtiéndose en uno de los instigadores de las redes electrónicas actuales, sobre todo en el sentido de plantear una alternativa social a los circuitos de comunicación institucionales y comerciales.

Precursor también del arte pop, Johnson retrató en sus obras con humor y sátira a los iconos del pop, entre ellos Elvis Presley, James Dean, Marilyn Monroe o Shirley Temple.

Sin embargo, Johnson prefería ser el creador del "Chop Art", pues troceaba sus collages y reciclaba los fragmentos utilizándolos de nuevo en sus obras posteriores, y por ello se consideraba "una suerte de triturador o pasapurés no sólo de ideas, sino también de personas".

Llegó a lanzar desde un helicóptero bocadillos de salchichas de fráncfort de 30 centímetros de largo, y bautizó sus 'performances' como "Nothing" en "actitud contraria al happening" tan en boga en la época.

Johnson llegó incluso a proponer a los galeristas exponer "Nada" y una vez presentó un pedestal con eso, nada.

Pero su mayor creación artística fue sin duda su propia muerte: Tras anunciar por teléfono a sus amigos la mejor de sus 'performances', el 13 de enero de 1995 saltó de un puente en Sag Harbour (Long Island) y murió ahogado.

Pese a que en las últimas décadas llevó una vida frugal, dejó en el banco una importante fortuna y en su casa aparecieron ordenados con esmero centenares de collage inéditos.