Público
Público

La OCDE advierte de que el frenazo en la recuperación económica es más duro de lo previsto

El organismo advierte que si persiste el deterioro se deben garantizar medidas de estímulo adicionales y posponer la reducción del déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE0) advierte de una posible 'ralentización' en el ritmo de la recuperación económica mundial 'más pronunciada de lo previsto', tal y como recogen los últimos indicadores económicos, y alerta de la posible necesidad de mantener los estímulos monetarios y posponer la consolidación fiscal en caso de que este retroceso no sea temporal.

En un informe sobre las perspectivas económicas para los países de la OCDE, la institución destaca que el crecimiento de las economía del G7 (Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Canadá) podría caer a una tasa anualizada de alrededor del 1,5% en la segunda mitad del año, aunque reconoce que existe una 'gran incertidumbre' en las perspectivas dada la existencia de signos tanto positivos como negativos en la economía. 

En concreto, explica que el crecimiento del consumo privado se puede ver contraído por los ajustes adicionales realizados por los hogares tras la crisis, así como por las dudas sobre la evolución del desempleo. Además, apunta que una economía más débil y la incertidumbre existente en los mercados de deuda soberana podrían afectar también al sistema financiero y al crecimiento de la demanda privada.

Por el contrario, los componentes de la demanda que impulsan la economía durante las crisis cíclicas, como la inversión privada, están ya en niveles muy bajos respecto al PIB, lo que, unido a los sólidos resultados financieros de las empresas, indican que es improbable que vuelva a debilitarse la inversión. Además, los inventarios se están acercando a los niveles deseados.

La OCDE asegura que no está claro si la pérdida de impulso en la recuperación es temporal o pondrá de manifiesto una mayor debilidad subyacente en el consumo privado en un momento en que las políticas de estímulo están siendo retiradas.

Así, apunta que si esta ralentización es temporal, la respuesta política adecuada sería posponer la retirada de los estímulos monetarios durante unos meses, al mismo tiempo que se mantiene la consolidación fiscal prevista para hacer frente a situaciones 'insostenibles'.

En cambio, si esta situación refleja problemas a más largo plazo, se deberían garantizar estímulos monetarios adicionales como el compromiso de mantener los tipos de interés cercanos a cero durante un periodo prolongado. 'Mientras las finanzas públicas lo permitan, la consolidación fiscal planeada puede posponerse', añade el economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan.

Por países, la OCDE espera un crecimiento de la economía estadouidense del 2% en el tercer trimestre y del 1,2% en el cuatro trimestre, mientras que para la economía canadiense lo sitúa en el 2,2% y 2,3%. Por su parte, Japón crecerá un 0,6% y un 0,7% en el tercer y cuatro trimestre de 2010, respectivamente.

La organización prevé un peor panorama para los principales de la zona euro. Las economías alemana y francesa crecerán un 0,7% en el tercer trimestre, mientras que la italiana se contraerá un 0,3%. En el último trimestre del año, según la OCDE, Alemania crecerá un 1,1%, Francia un 0,3% e Italia un 0,1%. Mientras, el Reino Unido registrará un crecimiento del 2,7% y el 1,5% en el tercer y cuarto trimestre, respectivamente.