Público
Público

Ochenta estudiantes se encierran en el rectorado de la UCM ante la expulsión de 2.000 alumnos

Los jóvenes piden que se prorrogue hasta septiembre el abono de las matrículas que no reciban beca, mientras que el equipo del rectorado ha dicho que se reunirán y próximamente informarán de su decisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alrededor de ochenta estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) se han encerrado este jueves en el rectorado, situado en la Ciudad Universitaria, para entregar a su dirigente, José Carrillo, cerca de mil firmas que han recogido desde este lunes y con las que exigen la prórroga del pago de la matrícula de este curso hasta septiembre y abonable a plazos. El equipo de rectorado les han informado de que se reunirán y que próximamente comunicarán su decisión.

En declaraciones a Europa Press, uno de los estudiantes encerrados ha explicado que cerca los alumnos han decidido iniciar a las 13:30 horas de este jueves un encierro en la entrada del rectorado, al que han accedido sin mayor oposición por parte de las fuerzas de seguridad. Según ha asegurado, los estudiantes dejan salir y entrar a los trabajadores 'sin ninguna dificultad', no hay presencia policial y la protesta se está desarrollado de manera pacífica.

Los estudiantes se han encerrado sin mayor oposición por parte de las fuerzas de seguridad El encierro, que se ha declarado 'indefinido' ha sido promovido por la Asamblea de Somosaguas, en cuyo campus se encuentra la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, donde se denegarán 573 becas.

La fuente ha explicado que el plazo tope de matricula, establecido por la Comunidad de Madrid era el 15 de febrero, pero que la universidad lo ha prorrogado hasta este domingo, 19 de mayo. Los estudiantes piden al rectorado que espere a que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ofrezca a los alumnos los resultados de las alegaciones que han presentado contra la denegación de sus becas.

Este alumno ha alertado de que si no se permite pagar a los estudiantes su matricula más allá de este domingo 'dos mil personas tendrán que dejar de estudiar'. Por ello, los estudiantes iniciaron este lunes una recogida de firmas en la que piden la prórroga del pago de matrícula hasta septiembre y la creación por parte de la universidad de un fondo de becas de 'emergencia estudiantil'.

Por su parte, un portavoz del Rectorado de la Complutense ha explicado a Europa Press que en el Consejo de Gobierno, celebrado este lunes, la Universidad aprobó estudiar medidas que 'eviten por todos los medios que los alumnos tengan que cortar de forma radical sus estudios'.

En concreto, este portavoz ha indicado que una de las medidas adoptadas se dirige a la búsqueda de fórmulas para que los alumnos que no puedan pagar su matrícula de este año se presenten a los exámenes y se les guarde la nota hasta que puedan regularizar su situación.