Público
Público

La OCU denuncia que los talleres de automóviles cobran por piezas que no hace falta sustituir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nueve de veinte establecimientos de asistencia técnica visitados anónimamente por la OCU facturaron piezas de un aparato que no era necesario sustituir y cinco de ellos ni siquiera llegaron a cambiarlas, sólo las cobraron.

Miembros de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) visitaron veinte Servicios de Atención Técnica (SAT) oficiales y no oficiales para averiguar cómo funcionan: si la reparación es correcta, cuánto tardan, información que facilitan y el coste.

Para ello, llevó a reparar, de manera anónima, vídeo-consolas de tres marcas líderes en el mercado.

En opinión de esta organización de consumidores, "lo más grave" ha sido que nueve de los veinte talleres inspeccionados cobraron piezas que era innecesario cambiar y cinco de ellos ni siquiera las sustituyeron, sólo las facturaron.

Además, la mitad de los talleres "suspenden" en cuanto a la información que ofrecen al consumidor, desde el precio de sus servicios, al plazo de garantía de la reparación o al modo de reclamar.

Y, a pesar de que la mayoría facilitan resguardos "aceptables", el 75 por ciento de estos servicios no establecen una fecha de entrega.

Sobre este último aspecto, la Organización de Consumidores y Usuarios se encontró con plazos de espera exagerados y, en algún caso, la reparación tardó casi tres meses.

Además, constató que el 60 por ciento de las facturas son incorrectas, ya que en las mismas no se refleja ni el desglose de conceptos ni el NIF y tampoco las piezas cobradas.

A juicio de la OCU, debería existir un control más riguroso para evitar estos incumplimientos y recuerda a los consumidores sus derechos: en el local debe estar visible el precio de mano de obra, derecho a presupuesto (por escrito y con una validez de treinta días), hojas de reclamaciones, los repuestos deben ser nuevos, salvo que se acuerde otra cosa con el consumidor, y las piezas sustituidas deben entregarse al cliente.

Por último, la garantía debe tener una vigencia mínima de tres meses y, si el aparato está en garantía, el plazo es de seis meses.