Público
Público

La ofensiva israelí en Gaza entra en su tercera semana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Las fuerzas israelíes irrumpieron el domingo en la zona más poblada de la Franja de Gaza, matando al menos a 14 activistas palestinos y a 12 civiles en una ofensiva que desafía de nuevo las peticiones internacionales para un alto el fuego

El líder exiliado de Hamas, Jaled Meshaal, dijo que el grupo islamista no consideraría una tregua hasta que Israel termine su ofensiva militar, que entre en su tercera semana, y levante el bloqueo a la Franja de Gaza. Una delegación de Hamás mantenía conversaciones en El Cairo sobre el plan egipcio para una tregua.

Israel, que ve impracticable la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que exige un alto el fuego, quiere que se frenen los ataques transfronterizos con cohetes por parte de los palestinos y se le asegure que Hamás no se rearma a través de los túneles que unen Gaza con Egipto.

Un responsable de defensa israelí iba a visitar Egipto el lunes para presionar para que se busquen más medidas contra el contrabando.

Apoyados por helicópteros, soldados y tanques israelíes entraron en zonas del este y sur de la Ciudad de Gaza, enfrentándose con los miembros de Hamás que les lanzaban misiles y bombas de mortero.

"Israel se está acercando a lograr los objetivos que se puso", dijo el primer ministro, Ehud Olmert, a su gabinete, citando el deseo "de un cambio de la situación de seguridad en el sur", en referencia a la amenaza de los cohetes de Hamás.

entre ellos tres civiles - han muerto desde que el 27 de diciembre comenzara la ofensiva.

Nuevos enfrentamientos en las calles mataron a 10 hombres armados, según fuentes médicas palestinas. Otros tres murieron por ataques aéreos israelíes.

Testigos palestinos informaron de que el fuego de tanques israelíes en Beil Lahiya, en el noreste de la Franja de Gaza, mató a cinco mujeres y un hombre que habían vuelto a sus casas para ducharse, y a una mujer en Nuseirat, en el centro del territorio.

Cuatro miembros de una misma familia, uno de ellos miembro de la policía de Hamás, murieron en un ataque aéreo contra una casa del norte de Gaza y otro civil pereció a las afueras de Jan Yunis, en el sur, según los médicos.

El Ejército israelí dijo que había atacado una mezquita usada para guardar armas, además de a 10 grupos de hombres armados, tres puntos desde los que se lanzaban cohetes y la casa de un comandante de Hamás.

Aunque las salvas palestinas han disminuido, dos cohetes lanzados el domingo alcanzaron Beersheba, 42 kilómetros en el interior de Israel, dijo la policía. Hubo algunos daños pero no víctimas.

Olmert reunió a su gabinete para abordar previsiblemente una "tercera etapa" de la ofensiva, en la que el Ejército irrumpiría en zonas urbanas de Gaza.

En unas declaraciones retransmitidas por los medios, Olmert no dio fechas sobre la operación, limitándose a decir que Israel "no debe desaprovechar, en el último momento, lo que se ha logrado a través de un esfuerzo nacional sin precedentes".

DENUNCIAS

Las acciones de Israel han generado denuncias de la Cruz Roja, organismo de la ONU y gobiernos árabes y europeos.

Human Rights Watch acusó a Israel de usar municiones de fósforo blanco y advirtió del sufrimiento excesivo de los civiles palestinos debido a las graves quemaduras.

El Ejército israelí dijo que sólo usa armas permitidas bajo la ley internacional y acusó a Hamas de usar a los civiles como escudos humanos.

Si bien los comandantes israelíes dijeron que la totalidad de los batallones de Hamas está siendo exterminados, Meshaal afirmó que las fuerzas israelíes no han logrado nada y apuntó que se seguirán lanzando cohetes contra el estado judío.