Público
Público

La OLP mantendrá a Abas como presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) extenderá el miércoles de manera indefinida la permanencia de Mahmud Abas como presidente de la Autoridad Palestina, dijeron miembros del Consejo Central de la OLP.

Miembros del organismo dijeron a Reuters que Abas, cuyo mandato expira el 25 de enero, continuará hasta que se puedan celebrar elecciones, extendiendo hasta nuevo aviso la presidencia del líder respaldado por Occidente.

Las elecciones presidenciales y legislativas convocadas para el 24 de enero fueron canceladas debido a una prohibición impuesta por el grupo Hamás a la participación en la Franja de Gaza. Hamás, que controla el enclave litoral, disputa la legitimidad de Abas.

"Hay consenso entre los miembros para que el presidente permanezca en su puesto", dijo Saleh Rafat, un miembro del Consejo Central de la OLP que se reúne en Ramala.

"Este no es un tema de disputa en lo más mínimo", sostuvo un comunicado confirmando la decisión que deberá anunciarse más tarde el miércoles.

Abas ha dicho que no se presentará a un segundo mandato como presidente, aunque no se ha fijado una fecha para una próxima votación.

Los rivales de Abas en el movimiento islamista Hamás, que no es parte de la OLP, ya han declarado como ilegítima cualquier ampliación del mandato del líder de 74 años como presidente.

Abas reemplazó a Yaser Arafat como jefe de la OLP y la Autoridad Palestina después de su muerte en 2004.

Fundada en 1964 y reconocida internacionalmente como la representante de los palestinos, la OLP está dominada por el partido Fatah de Abas. El Consejo Central de la OLP creó la Autoridad Palestina en 1993 bajo unos acuerdos de paz provisionales con Israel.

El Consejo Central también dirá que no se reanudarán las negociaciones de paz con Israel hasta que detenga las construcciones en los asentamientos en la Cisjordania ocupada, tierra que los palestinos quieren como parte de su Estado independiente.

Abas ha estado bajo presión de Estados Unidos y la Unión Europea para reanudar las negociaciones que han estado congeladas durante el último año, pero ha declarado que la paralización parcial de 10 meses en la construcción de asentamientos judíos en Cisjordania anunciado por Israel el mes pasado no es suficiente para reanudar las conversaciones de paz.