Público
Público

Once coches bomba matan a 59 chiíes en Irak

Ningún grupo se ha atribuido aún la autoría de los atentados. Más de 6.000 personas han muerto este año en actos de violencia en Irak.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una serie de ataques contra musulmanes chiíes dejaron al menos 59 muertos este jueves en Irak, entre ellos uno contra la minoría shabak, según fuentes médicas y de la policía, aunque ningún grupo se haya atribuido aún la autoría de los ataques. 

Los sucesos se enmarcan en una oleada de atentados en todo el país coincidiendo con la celebración de Eid al Adha (Fiesta del Sacrificio), una de las más importantes del calendario musulmán.

Pese a ello, el primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, subrayó el martes durante un discurso televisado que su Gobierno ha derrotado a 'los terroristas y a los separatistas', al tiempo que destacó que está en el camino correcto para edificar un Estado fuerte.

Pese a todo, el primer ministro dice haber derrotado ' a los terroristas y a los separatistas'.

Diez coches bomba explotaron en distritos de mayoría chií en la capital de Irak a última hora del jueves, con un saldo de 44 muertos. Este mismo jueves, un poco más temprano, un suicida que iba al volante de un camión cargado de explosivos se inmoló en la localidad de Mwafaqiya de la provincia de Nínive, dejando 15 personas muertas de la minoría shabak.

'A las 6 de esta mañana, un suicida que iba en un camión con bombas se inmoló en medio de las casas del pueblo', dijo Qusay Abbas, un ex representante de la minoría shabak en el consejo provincial de Mosul. 'Hay aún personas bajo los escombros de sus casas'.

El mes pasado, un ataque suicida en un funeral shabak en Nínive dejó otros 21 muertos.

Islamistas suníes y otros insurgentes, entre ellos un grupo afiliado a Al Qaeda, han recuperado terreno este año en una ofensiva contra el Gobierno chií y sus aliados. Al Qaeda considera a los musulmanes chiíes no creyentes.

Militantes relacionados a Al Qaeda habían atacado a la minoría shabak en el pasado y les han aconsejado que abandonen la zona.

Más de 6.000 personas han muerto en actos de violencia en Irak desde comienzos de año, lo que cambia la tendencia a la baja en la guerra sectaria que alcanzó su punto máximo en 2006-07. Desde la invasión de los norteamericanos en 2003 la organización Iraq Body Count calcula entre 114.973 y 126.121 el número de civiles muertos.

Los grupos suníes radicales, incluida la filial de la organización terrorista Al Qaeda en Irak, han redoblado su actividad violenta y más de 535 personas han muerto en atentados sólo en julio, según el recuento que realiza el organismo Iraq Body Count.

Naciones Unidas cifró en 761 el número de muertos durante el mes de junio debido a los ataques de las milicias insurgentes en Irak, una cifra inferior a la recogida en mayo, cuando la violencia alcanzó su peor repunte desde la guerra sectaria de los años 2006 y 2007.

El delicado equilibrio sectario en Irak se ha visto cada vez más presionado por la guerra civil en la vecina Siria, donde hay enfrentamientos entre chiíes, suníes y kurdos.

Tanto suníes como chiíes han cruzado a Siria desde Irak para combatir en lados opuestos en el conflicto, que ya se ha cobrado las vidas de más de 100.000 personas.