Público
Público

La ONU confirma el aumento de violencia en Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La violencia en Afganistán ha seguido aumentando en los meses recientes, al igual que el uso de aparatos explosivos improvisados y los ataques suicidas, dijo el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en un nuevo informe, mientras que un portavoz de la coalición de la OTAN dijo que sus operaciones cada vez causan menos bajas entre los civiles.

El último informe trimestral de Ban al Consejo de Seguridad de la ONU, dado a conocer el sábado, confirmó lo que las potencias de la OTAN que luchan en Afganistán han sugerido: que el país es cada vez más peligroso casi nueve años después de la invasión liderada por Estados Unidos para derrocar al gobierno talibán.

"La situación general de seguridad no ha mejorado", sostiene el documento, fue publicado en la página de Internet del Consejo de Seguridad de la ONU.

"Los ataques indiscriminados de elementos opositores al Gobierno contra blancos civiles, representantes del gobierno y fuerzas militares internacionales continúan", afirma.

La "alarmante tendencia de aumento en los incidentes de aparatos explosivos improvisados y la incidencia de complejos ataques suicidas persiste", dice. "Las operaciones militares también se han intensificado", agrega.

La mayoría de los incidentes en los meses recientes ha implicado enfrentamientos armados y explosivos improvisados, los que han resultado especialmente letales tanto en Irak como en Afganistán, sostiene el informe.

"El aumento de los incidentes que involucran aparatos explosivos improvisados constituye una tendencia alarmante, en los primeros cuatro meses de 2010 se registró un aumento del 94 por ciento en comparación al mismo período de 2009", afirma el texto, que agregó que se han producido unos tres ataques suicidas semanales, la mitad de ellos en el sur del país.

operaciones más grandes que involucran a más atacantes - duplicando el promedio de 2009.

"El cambio a ataques suicidas más complejos demuestra una creciente capacidad de las redes terroristas locales relacionadas con Al Qaeda", expone.

Los insurgentes siguen sus amenazas contra la población civil con un promedio de siete asesinatos a la semana, la mayoría de los cuales fueron cometidos en las regiones del sur y el sureste.

"Esto constituye un aumento del 45 por ciento, comparado con el mismo período de 2009", observó el informe de Ban.

MENOS VÍCTIMAS CIVILES

misión de la OTAN en Afganistán - general de brigada Josef Blotz afirmó que a pesar del aumento del despliegue y de las bajas mayores que están sufriendo, las fuerzas internacionales están causando menos víctimas civiles debido a unas normas de actuación más estrictas.

Ganarse a los civiles al tiempo que se refuerzan las operaciones contra los talibanes es un elemento fundamental de la estrategia planteada en el último año por el general Stanley MChrystal, que está al mando de las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán.

Según Blotz, en los últimos tres meses hubo un 7,8 por ciento menos de enfrentamientos con civiles implicados comparado con el mismo trimestre del año anterior, y se causaron un 44,4 por ciento menos de muertes o heridas a civiles por las tropas de la coalición.

"Hay un mejor control. Hay un mejor entrenamiento y educación", afirmó el portavoz de la ISAF,

Además, han muerto un 82 por ciento menos de civiles por ataques aéreos de la misión de la OTAN y un 52 por ciento menos han resultado heridos accidentalmente por las tropas de la coalición, según las cifras de Blotz, que no dio los números totales en los que se basaban los porcentajes.

Desde el 18 de marzo han muerto 128 tropas de la ISAF en combate, de acuerdo con la Alianza, aunque la web icasualties.org la sitúa en 139. En cualquier caso, es un aumento respecto a otros periodos.

Blotz, un general alemán, acusó a los talibanes de volverse contra los civiles y dijo que el número de muertos civiles por la insurgencia ha crecido un 36 por ciento en los últimos tres meses. También les atribuyó la muerte de 40 personas en una boda en el sur del país la semana pasada, aunque los talibanes lo han negado.