Publicado: 27.11.2013 07:00 |Actualizado: 27.11.2013 07:00

La oposición intenta reprobar a Wert un día antes de que el Congreso apruebe la Lomce

Es la segunda vez que el titular de Educación se somete a una votación sobre su cese

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La educación vuelve a centrar esta semana el debate en el Congreso, con el debate de una reprobación del PSOE al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que previsiblemente se someterá este mismo miércoles a votación y la aprobación definitiva de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que tendrá lugar el jueves.

Así, el PSOE somete a votación la segunda reprobación al titular del ramo en el Pleno de la Cámara, una censura que ya solicitó hace apenas un año y que fue rechazada por PP, UPN y Foro Asturias. Fue el primer miembro del Gobierno para el que la oposición promovió su reprobación en esta legislatura. "El Congreso de los Diputados acuerda la reprobación del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, por la gestión que ha desarrollado en los ámbitos de su competencia", reza el texto que propone el PSOE a los grupos parlamentarios, al que ha tenido acceso Europa Press.

En este caso, el PSOE argumenta que la política de Wert ha sido objeto de "frecuentes rectificaciones", la última de ellas en relación con sus intenciones para reducir las ayudas estatales al Programa Erasmus, afectando a miles de universitarios que llevaban ya tiempo en sus destinos en diferentes países, después de haber reducido en más del 70% las partidas presupuestarias destinadas a financiar esta aportación.

Igualmente, sostiene en el texto de la moción registrada que el responsable de Educación ha mantenido una "posición frontal de enfrentamiento" con todos los sectores de la comunidad educativa, además de haber demostrado una "falta de respeto institucional impropia" del cargo que ocupa en la gestión de los asuntos de su competencia.

Durante el tiempo de su mandato, el PSOE esgrime también que Wert merece la reprobación del Congreso de los Diputados por haber impulsado el "mayor recorte" sufrido en los presupuestos educativos, tanto en el Presupuesto del Estado como en los de las comunidades autónomas, reduciendo los recursos destinados al sistema educativo y provocando un "extraordinario riesgo de deterioro" de los servicios educativos y de las políticas destinadas a garantizar la calidad de la educación pública y la igualdad de oportunidades.

A su vez, reprocha la promoción de la Lomce, "profundamente ideológica, regresiva, segregadora y excluyente", que cuenta con la oposición de toda la comunidad educativa, y que ha conseguido el consenso de la mayoría de la oposición al comprometerse a derogar la ley en cuanto cambie la mayoría en la Cámara Baja.

Posteriormente, y ya el jueves, el orden del día contará con la aprobación definitiva de la Lomce, a su vuelta del Senado, donde contó con el único apoyo del Grupo Popular, como ya sucediera en su primer examen en el Congreso en octubre. Así, llega del Senado con la asignatura de Matemáticas como obligatoria en el Bachillerato de Ciencias Sociales, gracias a un acuerdo in extremis suscrito por todos los grupos. En la votación de esta enmienda, la oposición en su conjunto, que facilitó al Grupo Popular introducir este cambio sobre las Matemáticas en el proyecto, se abstuvo por no estar de acuerdo con la ley.

Durante su trámite al Senado al texto se presentaron ocho vetos para que fuera devuelto al Gobierno, todos ellos rechazados con el voto mayoritario de los conservadores. El PSOE, CiU, PNV, Entesa, ERC, Amaiur, IU, y Foro Asturias rechazaron y UPN se abstuvo.

Una de las cuestiones más polémicas en este trámite ha sido la aceptación y posterior rechazo por el PP de diez enmiendas —cinco del PSOE y cinco de Entesa—, que alegó que la redacción de sus propuestas era "tramposa". Los socialistas tacharon este episodio de "inaudito" y acusaron al PP de no habérselas leído.

Entre las nuevas incorporaciones, destaca la enmienda del PP de ampliar el calendario de aplicación de la Lomce a tres años en lugar de los dos que planteaba el proyecto del Gobierno. Con ello los conservadores, con el visto bueno del Ministerio de Educación, han atendido a las peticiones de las comunidades autónomas que solicitaban dilatar el calendario de aplicación.

Los conciertos a centros de educación diferenciada por sexo han salido reforzados tras el trámite del Senado, con la incorporación de dos enmiendas de UPN. Así, se va a resarcir a los colegios a los que se les denegó la subvención autonómica en 2013, de manera que puedan volver a solicitarla para el curso que viene, y se establece que los centros con este modelo de enseñanza no tienen que justificar su proyecto educativo.

Finalmente, tras el intercambio de varios textos, todos los grupos acordaron una enmienda nueva para que Matemáticas figure como asignatura obligatoria en el Bachillerato de Ciencias Sociales, ya que esta asignatura dejó de ser obligatoria durante el trámite en el Congreso, como consecuencia una enmienda del PP que unificó los bachilleratos de Humanidades y Ciencias Sociales. De esta forma, el proyecto establece dos itinerarios, uno para Humanidades y otro para Ciencias Sociales, y, en este último se incluye como obligatoria las Matemáticas aplicadas a esta rama de conocimiento. Así los estudiantes que quieran continuar sus estudios en carreras universitarias como Económicas, Empresariales o Magisterio deberán cursar esta asignatura. El Latín ya no es una asignatura obligatoria para los alumnos que elijan el itinerario de Ciencias Sociales, tal y como establecía el texto original en la descripción de las asignaturas del Bachillerato unificado. El Latín se queda sólo como obligatoria en el itinerario de Humanidades.

Desde el Gobierno siempre han defendido que la implantación de esta ley iba a ser barata, un aspecto que ha suscitado el rechazo de varias comunidades autónomas que dicen no tener dinero para ponerla en marcha, aparte de compartir su contenido. De hecho, Catalunya y Asturias ya anunciaron su intención de presentar un recurso ante el TC por la misma. Según aseguró la secretaria de Estado de Educación, Monsterrat Gomendio, en la presentación de sus partidas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), para implementar la Lomce se destinarán 8,9 millones de euros durante 2014, un montante que irá destinado a la formación del profesorado, así como a acciones de calidad y desarrollo de recursos didácticos por competencias.

La Lomce supone la modificación de la actual LOE, aprobada por el Gobierno socialista en 2006. Entre las novedades de la nueva normativa, destaca la introducción de evaluaciones nacionales al final de cada etapa, diseñadas por el Gobierno. Además, las asignaturas estarán agrupadas en tres bloques: troncales, específicas y de libre configuración. El horario y currículo de las primeras lo definirá el Ejecutivo, mientras que las comunidades autónomas se encargarán de las específicas.

La polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos se elimina del currículo y se crea Valores, una alternativa a la materia de Religión, que también será calificada. También se refuerza en el articulado del proyecto el carácter vehicular del castellano en la enseñanza de todo el Estado, que ha provocado el rechazo de los grupos nacionalistas. Precisamente desde CiU se ha pedido este mismo martes al ministro que paralice la culminación de su tramitación parlamentaria este jueves para poder alcanzar un pacto de Estado por la Educación entre las fuerzas políticas.