Público
Público

La organización HRW pide a la Liga Árabe que presione a Siria con ayuda del Consejo de Seguridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La organización Human Rights Watch (HRW) ha instado a la Liga Árabe a que presione al régimen sirio con la ayuda del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas mientras continúe la violencia en el país.

En una carta enviada hoy al secretario general de la organización panárabe, Nabil al Arabi, el grupo de derechos humanos muestra su interés en conocer el informe de los observadores árabes desplegados desde hace un mes en Siria y que se presentará el próximo domingo en El Cairo.

HRW insta a la Liga Árabe a determinar si el Gobierno sirio está interfiriendo en el trabajo de la delegación tras las últimas denuncias en ese sentido.

Tanto si se extiende el plazo de la misión como si se termina, la organización de derechos humanos considera necesario que la Liga Árabe coopere con el Consejo de Seguridad para aumentar las presiones contra el régimen de Bachar al Asad.

Entre estas medidas, estarían la imposición de un embargo de armas a Siria, sanciones contra los responsables de las violaciones de derechos humanos o el acceso al país de organizaciones humanitarias y periodistas extranjeros sin restricciones.

Por el momento, el Consejo de Seguridad de la ONU se niega a aprobar una resolución de condena al régimen sirio debido al veto de Rusia y China, mientras que la organización panárabe ya le ha impuesto una serie de sanciones económicas.

En su misiva, Human Rights Watch alerta de que, a pesar de la presencia de observadores de la Liga Árabe en territorio sirio, las violaciones de derechos humanos han continuado y han dejado al menos 400 muertos entre los pasados 26 de diciembre y 10 de enero, según las estimaciones recogidas.

Además, denuncia que han proseguido los arrestos de activistas y manifestantes y la presencia militar en las ciudades, en contra de lo estipulado en la iniciativa de solución a la crisis propuesta por la Liga Árabe y que Siria se comprometió a cumplir.

Desde que comenzaron las protestas en marzo pasado, más de 5.000 personas han fallecido por la represión gubernamental en Siria, según las últimas cifras de Naciones Unidas, si bien el régimen acusa a grupos terroristas de estar detrás de la violencia.