Público
Público

Padres que llevan a muchos niños en su auto no siempre usan asientos infantiles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Un estudio realizado enEstados Unidos revela que los padres que comparten el automóvilpara transportar a varios niños pequeños no siempre utilizanasientos infantiles.

Aunque las guías para el uso de esos asientos varían segúnel estado, instituciones como la Academia Estadounidense dePediatría recomiendan utilizarlos después del asiento para bebésy hasta que los niños miden 1,49 metros, que es la alturapromedio a los 11 años.

El estudio sugiere que la mayoría de los padres de niños deentre 4 y 8 años tienen asientos infantiles en sus automóviles,pero que no siempre los utilizan cuando comparten el viaje enautomóvil con otros niños.

"Hasta cierta talla, el cinturón de seguridad no protege alos niños como lo haría con una persona más alta y corpulenta",dijo Andrea Gielen, directora del Centro para la Investigaciónde Lesiones y Políticas Públicas de la Escuela Bloomberg deSalud Pública, en Johns Hopkins, Baltimore.

Según explicó a Reuters Health, los sistemas de adaptadoresinfantiles permiten que los asientos de seguridad soportencuerpos más pequeños durante un choque.

"El estudio demuestra que los padres desaprovechan laposibilidad que tienen de proteger a sus hijos cada vez que usanel automóvil", sostuvo Gielen, que no participó del estudio,realizado a partir de una encuesta vía internet a 681 padres deEstados Unidos a comienzos del 2010.

Los padres respondieron sobre la salud de sus hijos, ladinámica familiar, el uso de asientos de seguridad infantiles yel uso de esos asientos en los viajes compartidos.

Tres cuartos de los padres usaban asientos de seguridad parasus hijos y la mayoría realizaba traslados compartidos con otrasfamilias habitualmente u ocasionalmente.

Los resultados publicados en la revista Pediatrics revelanque el 79 por ciento de esos padres siempre le pedirían a otroconductor que traslade a sus hijos en asientos infantiles, peroque algo más de la mitad se aseguraría de que así sea si setrata de automóviles sin esos asientos.

Eso tendría que ver con cuestiones prácticas del transportey de pasar por alto el uso del asiento de seguridad, o con lainteracción de padres con distintas prácticas de seguridad.

"Ojalá pudiera decir que los resultados son sorprendentes.Pero coinciden con la experiencia de que puede ser un temabastante incómodo para tratar con los padres y que exige másplanificación", dijo la coautora del estudio, doctora MichelleMacy, de la University of Michigan, en Ann Arbor.

Aun así, no hay motivo para que los padres no se ocupen deque sus hijos viajen en asientos infantiles, según aseguró eldoctor Mark Zonfrillo, especialista en seguridad infantil yemergentología del Hospital de Niños de Filadelfia.

FUENTE: Pediatrics, online 30 de enero del 2012