Público
Público

Cómo hacer una paella con el arroz en una mano y el iPhone en la otra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cocinar una paella sin que se pase el arroz está al alcance de cualquier usuario del teléfono inteligente de Apple (iPhone), gracias a la aplicación desarrollada por una empresa valenciana que se ha lanzado a elaborar programas para acceder a contenidos multimedia desde el móvil, de forma gratuita y sin conexión a Internet.

Que el teléfono nos avise de que la validez del recibo de la ORA que hemos dejado en nuestro coche va a expirar o que el fotógrafo Christopher Makos nos cuente con su propia voz la experiencia de retratar a Andy Warhol vestido de mujer no es ciencia ficción, sino una sencilla aplicación que el usuario de cualquier iPhone puede obtener a través del acceso directo a su tienda virtual, App Store.

Son herramientas desarrolladas por la empresa valenciana Vegapps, consciente de que si 2010 ha sido el año de las redes sociales, 2011 va a ser el de los "smartphones" o teléfonos inteligentes, un auge que provocará que en 2013 haya más usuarios que accedan a Internet desde el móvil que desde el ordenador, según el banco de inversiones Morgan Stanley.

"El teléfono móvil es un depredador. Ha terminado con las agendas electrónicas y el teléfono fijo, ha hecho que mucha gente haya dejado de utilizar el reloj y podría acabar con el ordenador en el futuro", sostiene Guillermo Marco, uno de los cofundadores y director general de Vegapps Mobile Solutions.

El gran potencial de los teléfonos inteligentes y de las tabletas interactivas unió a un equipo multidisciplinar, integrado por programadores, diseñadores y especialistas en marketing, en torno a un proyecto: el desarrollo de aplicaciones para teléfonos inteligentes.

Estos programas permiten a los usuarios de "smartphones" acceder a contenidos multimedia sin necesidad de conectarse a Internet, y se han convertido en carta de presentación para prácticamente cualquier empresa que necesite adaptar sus productos o servicios a nuevos soportes.

Por las "Apps", las compañías pagan en la actualidad entre 10.000 y 30.000 euros, aunque el mercado principal para los desarrolladores de estos pequeños programas está en los usuarios, que se las pueden descargar directamente desde su móvil, a un precio medio de dos euros.

Sin embargo, muchas de estas aplicaciones son gratuitas, como "Paella&Arroz", un recetario virtual que en apenas tres semanas se han descargado casi 3.000 personas, ocupando incluso posiciones por delante de los programas para móviles de Zara Home y Nespresso, aseguran.

"Paella&Arroz" explica de manera simple y pormenorizada cómo hacer paella, arroz a banda o arròs en fesols i naps, además de alertar sobre algunos "despropósitos" a la hora de cocinar un buen arroz, que nunca debe llevar guisantes o ser de tipo "largo", según Vegapps.

"Puesto que somos valencianos, quisimos hacer una App de arroces típicos nuestros", explica Marco, quien asegura que, siguiendo los pasos a través del iPhone -porque para otros teléfonos inteligentes como el Android de Google todavía no está disponible- "es imposible que se te pase el arroz".

Su último proyecto es una aplicación, también gratuita, que recuerda a los conductores dónde han aparcado su coche, les indica el camino por si han olvidado cómo llegar hasta él y les avisa si tienen que ir a reponer el ticket de la ORA (Ordenanza Reguladora de Aparcamiento).

Lograr la autorización de Apple para subir las aplicaciones a su tienda virtual no es fácil y exige a los diseñadores que cumplan con una serie de requisitos, principalmente con el de "no coger una página web y trasladarla al móvil".

"Es necesario aportar un sentido nuevo a esta tecnología y experiencia de usuario", precisa el director de Cuentas de la empresa, Ximo Hermoso.

El primer trabajo de Vegapps como desarrolladores de aplicaciones para empresas ha sido "Warhol by Makos", un programa que adapta al iPhone y a la tableta inteligente de Apple (iPad) la obra del prestigioso fotógrafo neoyorkino sobre el icono del pop, quien, dicen, se mostró entusiasmado por esta iniciativa.

En 2011 habrá cerca de 200 millones de iPhone en todo el mundo, con 300.000 aplicaciones disponibles que ya han registrado más de 7 millones de descargas, cifras que dan una idea de las dimensiones de un negocio que en España sigue pendiente de ser explorado.