Público
Público

El País Vasco aprueba el plan de deslegitimación de la violencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo del Gobierno vasco aprobó el martes el Plan de Convivencia Democrática y de Deslegitimación de la Violencia que busca educar en valores éticos y democráticos, en la tolerancia, el respeto a la diversidad y en libertad y prevé la presencia del testimonio de las víctimas de las acciones de ETA en las aulas.

La aprobación de esta iniciativa estaba prevista para abril y fue pospuesta porque el Gobierno socialista entendía que requería de un mayor consenso que el inicial, tanto entre la comunidad educativa como entre las formaciones políticos. Así, el PNV que en un principio pidió la retirada del plan al considerar que se trataba de un intento de "adoctrinamiento en las aulas" anunció finalmente que no se opondría al mismo, tras la inclusión de algunas reformas en el borrador.

Tras la reunión celebrada este martes en el Palacio Udetxea de Guernica, el lehendakari, Patxi López, compareció ante los medios de comunicación para dar cuenta de un acuerdo que pretende "poner el foco y las prioridades en el hecho específico del problema terrorista que vivimos en Euskadi".

El "Plan de Convivencia Democrática y Deslegitimación de la Violencia" elaborado por el Gobierno López es, en realidad, una reformulación de otro plan aprobado por decreto por el Gobierno de Juan José Ibarretxe en 2007, y que ahora ha sido revisado por el Ejecutivo autonómico socialista porque consideraba al anterior insuficiente y porque creía que más que deslegitimar al terrorismo lo confundía con la existencia del "conflicto".

La presencia de las víctimas del terrorismo de ETA en las aulas de escuelas e institutos ha sido el principal objeto de controversia, a pesar de que el plan traslada a los centros educativos vascos la capacidad para decidir si los alumnos acceden a su testimonio mediante documentos escritos, audiovisuales, o en primera persona.

López explicó hoy que para lograr el fin definitivo de la violencia de ETA, del que dijo estar seguro "nos hallamos cerca", no son suficientes las detenciones, "sino que es necesario una deslegitimación clara y rotunda del ejercicio del terrorismo".

López reivindicó el testimonio de las víctimas en las aulas como "un recurso valioso para socializar el sufrimiento injusto padecido", y porque "el testimonio mismo es la mejor forma de denuncia", y destacó que "a las aulas podrán acudir víctimas del terrorismo plurales (siempre que estén preparados para ello) y asuman, de forma contrastada, que no van sólo a dar su testimonio sino que pretenden, además, el fomento de los valores democráticos y la pluralidad".

"No se trata de hacer victimismo ni trasladar odio (cosa que las propias víctimas tienen muy claro), sino de dar testimonio de una cruel realidad que todavía soportamos y que necesita ser contada para avanzar en su erradicación", señaló el lehendakari.

El plan será remitido esta misma semana a la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco, aunque no tendrá que ser aprobado por la Cámara legislativa.