Público
Público

Palin, la aspirante republicana, una candidata por sorpresa y sorprendente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La aspirante republicana a la vicepresidencia, la gobernadora de Alaska Sarah Palin, fue una selección por sorpresa para el cargo pero también está resultando ser una candidata sorprendente.

Cuando el viernes el candidato republicano a la presidencia, John McCain, anunció a Palin como su "número dos", el mundo político en EEUU no cejó en su asombro. La gobernadora, aunque muy popular en Alaska, era una completa desconocida en el resto del país.

Pero desde su comparecencia junto a McCain en Dayton (Ohio) para presentarse ante el público y anunciar su candidatura, la gobernadora, de 44 años y que quedó segunda en el concurso de belleza "Miss Alaska" en su juventud, ha resultado ser algo así como la mujer de los sueños republicanos.

Para empezar, ha encantado a las bases conservadoras, preocupadas con las credenciales centristas de McCain. Y entre las mujeres gusta que por primera vez los republicanos hayan incluido a una fémina en el dúo para la Casa Blanca.

Criada en Alaska, está casada con Todd Palin, de sangre esquimal y campeón de trineos a motor. Con él ha tenido cinco hijos y decidió dar a luz al menor de ellos, Trig, este abril, a sabiendas de que padecía síndrome de Down.

Comenzó su andadura política como alcaldesa de la ciudad de Wasilla, de población de apenas 6.500 personas, y ha hecho de la lucha contra la corrupción su lema.

Entre sus actividades favoritas se encuentra la caza del alce, que practica desde que, de niña, se levantaba a las tres de la mañana para acompañar a su padre.

Los demócratas fueron tomados por sorpresa ante la nominación y algunos arremetieron de inmediato contra su falta de experiencia.

Pero, pese a las críticas, la selección parece haber sido acogida con agrado entre los votantes. O al menos con curiosidad.

Una fotografía en la que aparece con uno de sus hijos y junto a un alce muerto que ella misma ha abatido es una de las páginas más vistas en la web del diario "Los Ángeles Times".

En la convención republicana, comenzada este lunes en Saint Paul (Minnesota), los delegados -especialmente los varones- hacían cola para fotografiarse junto a una efigie de la gobernadora, una mujer que, con un moño cardado y gafas, ha sido descrita por algún cómico como "una bibliotecaria de aspecto travieso".

Según las encuestas, el 38 por ciento de los votantes ha valorado positivamente la selección de Palin, mientras que el 21 por ciento lo ha considerado una mala decisión.

Su aceptación parece ser mayor entre los varones -que la respaldan en un 41 por ciento- que entre las mujeres, cuyo apoyo es cinco puntos porcentuales más bajo.

El lunes, Palin causó aún más sorpresa al anunciar que su hija mayor, Bristol, de 17 años, se encuentra embarazada de cinco meses y va a casarse.

El anuncio se producía en respuesta a rumores de que Trig no era hijo suyo sino de Bristol.

Palin y su esposo aseguraron que se encuentran muy orgullosos de la decisión de su hija de tener al bebé y de convertirse en abuelos.

Los analistas consideran que la noticia no debería perjudicar a Palin. La campaña de McCain afirma que el candidato ya sabía la situación cuando seleccionó a la gobernadora, y el aspirante demócrata, Barack Obama, ha pedido que no se hurgue en las vidas de los familiares.

"La mayoría de los estadounidenses han pasado por esa experiencia o conocen a alguien que la ha pasado", dijo Matthew Dowd, ex director de campaña del presidente George W. Bush en 2004, quien opinó que el problema vendrá si se descubre algún otro secreto.

Pende también el resultado de una investigación para determinar si Palin abusó de su autoridad al intentar que se cesara como agente de Policía a su ex cuñado. La gobernadora ha contratado un abogado para que atienda el asunto

Qué influencia vaya a tener la selección de Palin en la campaña de McCain es un enigma. Mucho dependerá de cómo cale finalmente en el electorado.