Público
Público

El Papa va a África a pedir que no se olvide a los necesitados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Benedicto XVI hace esta semana el primer viaje a África de su pontificado y pedirá a los países desarrollados que afrontan la crisis económica que no olviden al continente en el que la supervivencia es una lucha diaria para millones de personas.

La visita a Camerún y Angola, que tendrá lugar del 17 al 23 de marzo, dará al Pontífice, que ha sido calificado de "eurocéntrico" en algunas ocasiones, una oportunidad de hablar sobre otros asuntos a los que tiene que hacer frente el continente: guerra, corrupción y las relaciones en ocasiones tensas entre cristianos y musulmanes.

Aunque solo va a ir a dos países, el mensaje llegará a todo el continente, ya que va a celebrar varios encuentros con obispos de todos los países.

"Tengo la intención de abrazar de verdad todo el continente, sus miles diferencias, su profunda alma religiosa, sus culturas antiguas, su desalentado camino al desarrollo y la reconciliación, sus problemas graves, sus dolorosas heridas y su enorme potencial y esperanza", dijo el domingo.

"Estoy pensando en particular en las víctimas del hambre, de la enfermedad, de la injusticia, de los conflictos fratricidas y en cualquier forma de violencia, que por desgracia continua", añadió ante los peregrinos y turistas en la plaza de San Pedro del Vaticano.

En el siglo XX, la población católica de África creció de unos dos millones en 1900 a unos 140 millones en 2000, lo que supone que su importancia haya aumentado para la Iglesia al ir descendiendo el número de católicos practicantes en el mundo desarrollado.

El Papa viaja a África en un momento en que las ONG y las agencias de la ONU han advertido del "cansancio de la compasión" por parte de las naciones donantes, mientras afrontan la peor recesión desde la Gran Depresión.

Hasta ahora, ningún país africano está en camino para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU sobre erradicación de la pobreza, derechos humanos, igualdad, medio ambiente, salud y educación.

"Aunque la crisis ha tardado en llegar a las costas de África, todos sabemos que está llegando y que su impacto será grave", ha dicho el director del FMI, Dominique Strauss-Kahn.

con menos de un dólar al día - aumentará a 404 millones en 2015. Unos 800 millones padecen hambruna crónica y la crisis ya está afectando a las remesas de los emigrantes africanos, al perder sus empleos en el exterior.

SIDA Y GUERRAS

Benedicto XVI pasará unos tres días y medio en cada uno de los dos países, comenzando en la capital de Camerún, Yaounde, donde dará un documento de trabajo para el sínodo de la Iglesia Católica en África que tendrá lugar en septiembre en el Vaticano.

Además visitará un orfanato donde se espera que hable del sida, una enfermedad que ha causado la muerte de más de 25 millones de personas desde la década de los 80, la mayoría en el África subsahariana. Unos 22,5 millones de personas viven con el VIH en África subsahariana.

La Iglesia predica que la fidelidad en el matrimonio heterosexual, la castidad y la abstinencia son los mejores remedios para frenar la difusión de la enfermedad, y no aprueba el uso de preservativos, aunque algunos de sus dirigentes han pedido que se permita su uso en matrimonios homosexuales en los que uno de los cónyuges tiene el sida.

En Angola, la ex colonia portuguesa que desde 2002 vive una frágil estabilidad tras 27 años de guerra civil en los que murieron 1,5 millones de personas, se espera que presione a favor de las negociaciones para resolver los conflictos en otros países.

Más de 20 países en el continente han sufrido algún conflicto bélico desde 1990 y se espera que el Pontífice pida a la comunidad internacional que pare el tráfico de armas.