Público
Público

Papadimos sortea la toma de más medidas

La prioridad son las exigencias para recibir la entrega de la ayuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En sus primeras declaraciones como primer ministro de Grecia, Lukas Papadimos dibujó ayer en el Parlamento el contexto del plan del nuevo Ejecutivo. Y aunque dejó entrever que sí habrá más ajustes, especialmente en 2013 y 2014, intentó suavizar las posibles reacciones al defender que, si las medidas tomadas en los últimos meses contribuyen lo deseado a las arcas públicas, la necesidad de tomar nuevas disposiciones se va a reducir.

En la primera sesión del debate parlamentario, que concluye mañana con la moción de confianza hacia el nuevo Gobierno, Papadimos volvió a confirmar la dedicación del país al cumplimiento de las condiciones acordadas en Bruselas el 26 de octubre. 'Lo que está en juego es la permanencia de Grecia en la zona del euro, cosa que se puede conseguir con el consenso social, la implementación de reformas adecuadas y la solidaridad de las naciones europeas', sostuvo el nuevo jefe del Gobierno heleno, que añadió que 'si se aplican las decisiones acordadas con los socios internacionales, podemos mirar al futuro con más optimismo'.

Lo cierto es que para que se lleguen a aplicar, urge la negociación con la troika sobre el nuevo plan de financiación, que vendrá acompañado por un nuevo programa de ajuste. Este programa debe ratificarse por el Parlamento heleno antes de 2012 y también por los parlamentos de otros países que participan en este acuerdo.

'Este Gobierno tiene que realizar una labor desproporcionada a la duración de su mandato', declaró el primer ministro heleno, 'y por eso no hay que perder ni un día. Personalmente he asumido la responsabilidad del momento más crucial de la historia contemporánea del país, pero no puedo llevarla a cabo por mí mismo. Situaciones tan críticas requieren el respaldo de todas las fuerzas sociales. Este es el sentido de la moción de confianza' señaló.

Es cierto que esta vez no va a haber ansiedad sobre la votación, aunque Panos Kamenos, diputado del conservador Nueva Democracia (ND), ha declarado que votará en contra. Y es que en ND se encuentra la mayor parte de las turbulencias políticas de los últimos días. Aparte de borrar al diputado Sotiris Jatzigakis del grupo parlamentario por algunas declaraciones inoportunas sobre la invasión de elementos ultraderechistas en las filas del ND, el líder del partido, Antonis Samaras, reiteró ayer su intención de no firmar la carta exigida por el comisario europeo de Economía, Olli Rehn, como condición para recibir la ayuda urgente de 8.000 millones de euros. La carta debe ser firmada por Papadimos, el ex primer ministro Papandreu, Samaras, el ministro de Finanzas, Evángelos Venizelos, y el director del Banco Nacional de Grecia, Yorgos Provopulos. Pero Samaras volvió a indicar que su compromiso verbal debe ser suficiente. Según fuentes parlamentarias, se busca una fórmula para que Samaras firme, aunque sea por separado.