Público
Público

El Parlamento alemán acepta fortalecer el fondo de rescate

La canciller alemana, Angela Merkel, consigue contra todo pronóstico "la mayoría propia": de los 523 diputados que votaron a favor de reformar y ampliar el plan europeo, 315 votos llegaron de entre sus filas  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Parlamento germano acordó ayer por gran mayoría la reforma y ampliación del fondo europeo de rescate (EFSF, por sus siglas en inglés). Hasta 523 diputados, de un total de 620 que componen el Bundestag, votaron a favor.

Los socialdemócratas y los Verdes apoyaron a Merkel en masa. Sólo la Izquierda y un mínimo reducto de rebeldes en las filas de la coalición democristiana y liberal se opusieron o abstuvieron a los planes para salvar al euro (hubo 85 votos en contra y tres abstenciones).

Con Alemania, ya son 11 los países europeos que ratifican el plan

La gran sorpresa fue el apoyo masivo que recibió la canciller de sus socios. Pese a los pesimistas pronósticos, la dama de hierro consiguió ayer 'la mayoría propia' con 315 votos entre sus filas. Y es que, aunque esa denominada 'mayoría de la canciller' no era un requisito constitucional, sí que desempeña un papel importantísimo. Sobre todo, porque, de no haberla conseguido, la imagen de Merkel como líder de Europa hubiera quedado en entredicho.

'El resultado es una señal muy fuerte para Europa. La amplia mayoría del Parlamento muestra que Alemania está comprometida con el euro y con proteger nuestra moneda'. Así reaccionaba el secretario general de la Unión Democristiana (CDU), Hermann Gröhe. Para el vicecanciller y líder del Partido Liberal (FDP), Phillip Rösler, la decisión supone 'una clara victoria de la coalición'.

Con Alemania, son ya 11 los países europeos que ratifican la flexibilización del EFSF bajo las condiciones que pactaron el pasado 21 de julio en Bruselas los jefes de Estado y de Gobierno de la Eurozona. Bélgica, España, Eslovenia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo y Portugal ya lo han aprobado. Ahora sólo faltan seis, incluida Eslovaquia, que se perfila como uno de los huesos más duros de roer. Pero el sí de Berlín a la flexibilización del EFSF supone un paso decisivo, ya que con 211.000 millones de euros (casi dos tercios del total), Alemania es el país que más contribuye.

La Comisión espera que en octubre el proceso esté cerrado por completo

Aunque en última instancia aún tiene que ratificarlo hoy el Bundesrat (la Cámara Alta), todo apunta a que el paso es definitivo. Alemania da el visto bueno al pacto alcanzado el pasado junio, por el que se aumentarán las garantías del EFSF hasta los 780.000 millones de euros. Con una capacidad real de préstamo de 440.000 millones, el fondo también adquiere nuevas competencias, como conceder líneas de crédito a los países con mayor endeudamiento, financiar la recapitalización de sus bancos e, incluso, comprar títulos de deuda estatales a los Gobiernos e inversores en el mercado secundario.

Se trata sin duda de un motivo de alivio para los países en apuros, los despectivamente denominados PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España). Sin embargo, no significa que el euro esté ya a salvo y que los mercados vayan a darse por satisfechos.

Tal y como ya demandara el Tribunal Constitucional en su sentencia favorable a la legalidad de los rescates, el Bundestag estará implicado en cada nuevo movimiento y decisión que se adopte en el marco del EFSF.

Quedan incluidas así las decisiones de urgencia o de confianza, de las que se ocupará una comisión creada específicamente para agilizar las gestiones. Es decir, que el Gobierno le ha concedido tanto capacidad de voto como de veto, lo que, dada la enorme cantidad de euroescépticos que hay entre los parlamentarios alemanes, podría poner en peligro el bienestar de los vecinos en apuros.

En Bruselas, la Comisión confesó estar 'feliz' por el resultado de la votación. 'Ayer fue Finlandia, antes de ayer fue Eslovenia, de manera que el proceso está avanzando', aseguró Amadeu Altafaj, portavoz comunitario de Economía, en referencia a las ratificaciones del martes y el miércoles, respectivamente, informa Daniel Basteiro.

La Comisión espera que 'a mediados de octubre' el proceso esté completamente cerrado para que las nuevas características del fondo entren en vigor.

Por su parte, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, felicitó a Merkel por teléfono. Según un comunicado del Elíseo, 'es la aplicación resuelta de las decisiones tomadas en la cumbre del pasado 21 de julio la que permitirá superar las dificultades que atraviesa actualmente la zona euro'. Sarkozy recibirá hoy al primer ministro griego, Yorgos Papandreu, para analizar la situación y el ritmo de reformas en Grecia.

El respaldo del Budestag al segundo rescate de Grecia y el refuerzo del fondo de rescate salva el principal escollo al rosario de ratificaciones que comenzó a principios de mes. Durante esta semana, tres de los parlamentos más escépticos aprobaron su ampliación en el fondo de rescate. Tras la previsible ratificación hoy del Parlamento austríaco, será el turno de Países Bajos, el último país reticente a la política de rescates de la UE.

El objetivo es completar la ratificación a mediados de octubre.