Público
Público

El paro en EEUU se reduce en una décima hasta el 9,1%

El Departamento de Trabajo estadounidense anuncia una ganancia de 117.000 empleos durante el mes de julio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El índice de paro en Estados Unidos ha bajado una décima, hasta el 9,1%, tras registrarse en julio una ganancia de 117.000 empleos, un resultado mejor de lo que se preveía, según ha informado hoy el Departamento de Trabajo estadounidense.

'De todos modos, necesitamos crear un crecimiento económico que se sustente por sí mismo y que dé a las compañías las seguridades sobre el futuro como para que contraten a más trabajadores', ha añadido el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

En el sector privado se registró un incremento de 154.000 puestos de trabajo. La mayoría de los analistas había calculado un aumento de entre 75.000 y 80.000 empleos, lo que hubiera mantenido el índice de desempleo en el 9,2 %.

La mejora en el panorama laboral estadounidense todavía deja sin empleo a 14 millones de personas, cuando han pasado ya dos años desde el fin de la recesión. Después de divulgarse el informe gubernamental, las transacciones de futuros subían: el Promedio Industrial del Dow Jones un 0,64 %; el S&P 500 un 0,97 % y el Nasdaq un 1,22 %.Al mismo tiempo caían las cotizaciones de futuros del oro y de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Wall Street se deshacía hoy de los avances con los que reaccionó en el arranque de la sesión al descenso del índice de paro de Estados Unidos en julio y media hora después del inicio de la jornada el Dow Jones bajaba el 0,43%, un día después de haber anotado su mayor caída desde diciembre de 2008.

Ese índice, la principal referencia del parqué neoyorquino, restaba a esta hora 49,12 puntos para colocarse en las 11.334,56 unidades, lejos de los avances superiores al punto porcentual registrado en los primeros minutos de las contrataciones.

El dólar perdía posiciones tanto frente al euro, que se cambiaba a esta hora por 1,4169 dólares

Así, el Dow Jones de Industriales recuperaba el ánimo vendedor de la pasada jornada, cuando restó unos contundentes 512,76 puntos (o el 4,31%), su mayor caída desde que el 1 de diciembre de hace dos años, cuando restó 679,95 puntos.

Algo parecido ocurría con los otros dos principales índices de Wall Street, que se deshacían de los sólidos ascensos de los primeros minutos de las contrataciones y a esta hora el selectivo S&P 500 perdía el 0,74% (-8,92 unidades) hasta 1.191,15 puntos y el índice compuesto del mercado Nasdaq descendía el 1,58% (-40,41 puntos) para colocarse en las 2.515,98 unidades.

En otros mercados el petróleo subía hasta 87,28 dólares por barril un día después de haber caído un contundente 5,76% hasta su nivel más bajo desde febrero, al tiempo que el oro descendía hasta 1.656,9 dólares la onza.

Por otro lado, el dólar perdía posiciones tanto frente al euro (que se cambiaba a esta hora por 1,4169 dólares, comparado con 1,4093 del jueves) como frente al yen (de forma que por un dólar se pagaban ahora 78,48 yenes, comparado con 78,87 de la sesión anterior), un día después de haberse disparado ante las dos por los temores a la crisis de deuda en la zona euro y la intervención de Japón para debilitar su moneda.