Publicado: 06.11.2013 11:39 |Actualizado: 06.11.2013 11:39

Partidos y sindicatos anuncian una "batalla legal, política y social" contra el cierre de RTVV

El PSOE promete recuperarla cuando gobierne en Valencia. Compromís y EUPV denuncian la "cacicada" de Fabra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Partidos y sindicatos han criticado duramente la decisión del president de la Generalitat, Alberto Fabra, de cerrar la Radio Televisión Valenciana (RTVV) tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia por la que declaraba nulo el ERE impuesto. El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha anunciado que cuando gobierne la Generalitat Valenciana volverá a crear una radiotelevisión pública valenciana "aquilatada, libre y de los valencianos".

En declaraciones a los periodistas en Alicante, Puig ha calificado de "irresponsable" a Fabra y se ha comprometido a que la clausura sea "un paréntesis pero no el final" de RTVV. "Si soy presidente de la Generalitat volverá a haber una televisión pública valenciana aquilatada, libre y de los valencianos, y sin que tenga que ver con el despilfarro masivo y la prostitución que se ha hecho los últimos años", ha sostenido. Para el líder de los socialistas valencianos, el cierre de RTVV forma parte del plan del PP de acometer "el desmantelamiento del autogobierno valenciano", ya que el fin de este medio de comunicación "va más allá" de la repercusión laboral de la empresa.

Mientras, los grupos parlamentarios Compromís y EUPV en las Cortes Valencianas han anunciado "batalla legal, política y social" para impedir el cierre de la televisión pública, según han indicado los parlamentarios Enric Morera e Ignacio Blanco. Este último ha indicado que su grupo va a estudiar todas las medidas, legales, políticas y sociales. "Nos vamos a movilizar contra un ataque a nuestras señas de identidad. Vamos a presionar todo lo posible para que no se apruebe en las Cortes esta cacicada, al tiempo que también se estudian las vías de recurso jurídico", ha apuntado.

Blanco ha manifestado que el anuncio del cierre de la sociedad ha insistido en que se va a combatir la decisión con el conjunto de la sociedad valenciana, con el comité de empresa de RTVV y con los trabajadores. "Lucharemos junto a todos los que han peleado por tener una RTVV libre de corrupción, de calidad, y en valenciano", ha aseverado.

El portavoz de Compromís, Enric Morera, ha coincidido en "dar batalla pacífica y democrática" porque "no se consentirá que dañen las instituciones" como son la televisión y el autogobierno porque los valencianos "nos hemos cansado de ser los conejitos de indias y el laboratorio de las políticas centralistas del PP", ha agregado.

Morera ha explicado que hay un planteamiento "muy serio" por parte de los trabajadores y de la sociedad civil para mantener RTVV. Para que se cumpla, RTVV "debe ser un servicio público y no partidista y que sea un motor de la industria audiovisual". Y esto es "viable" con los trabajadores que hay en la casa porque pueden hacer producción propia en lugar de externalizarla. El cierre de RTVV es una "hecatombe es muy grande" porque 40 millones que es el coste de la readmisión de los trabajadores "es lo que se ha gastado Fabra al comprar Valmor Sport por un euro y asumir su deuda", ha criticado.

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha expresado su temor de que el expediente de Telemadrid "siga el mismo camino" y ha enviado un mensaje de "solidaridad y apoyo" a los trabajadores de RTVV. Ha lamentado que el Gobierno valenciano haya tardado "minutos" en consumar la amenaza de cierre de la televisión "sin debate, sin audiencia y sin explicaciones".

"Es un atropello de lesa democracia lo que está ocurriendo en Valencia" ha dicho Toxo, al tiempo que ha recordado que "primero se vacía de contenidos la televisión pública y después se toman decisiones drásticas que afectan a la vida de las personas y a la calidad de la democracia". "Cuando un medio de comunicación se cierra el país pierde algo en su conjunto", ha aseverado. Toxo ha avanzado que el sindicato está en contacto con los trabajadores y ha dicho que se adoptarán "todas las medidas tanto legales como de movilización social para defender la continuidad del ente publico valenciano y los empleos que genera".