Público
Público

La patronal plantea abaratar drásticamente el despido

Propone rebajar la indemnización por despido objetivo de 20 a 12 días. En su documento de propuestas electorales habla también de regular el derecho de huelga y de ampliar la participación privada en la educación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La patronal lanzó ayer un nuevo órdago, una vuelta de tuerca más en sus propuestas. El epicentro, el mismo que lleva señalando meses: el abaratamiento del despido. En un documento que la CEOE presentó ayer y que contiene sus propuestas de cara a las elecciones generales del 20-N, plantea reducir drásticamente los costes del despido, tanto en el caso de los improcedentes como en el de los objetivos, a pesar de la facilidad con la que se ha destruido empleo durante los años de crisis.

Para los despidos por causas objetivas, esto es, por causas económicas, organizativas, técnicas o de la producción, plantea una reducción desde los 20 días actuales hasta 12 días. En el caso de los improcedentes propone rebajar la indemnización de los 45 días por año trabajado actuales (o 33, en el caso de los contratos de fomento del empleo) hasta 20 días por año. En ambos casos, con un máximo de 12 mensualidades, es decir, la indemnización por despido no podría superar en ningún caso el equivalente a un año de salario. Según la patronal, estos cambios se aplicarían sólo a los nuevos contratos y no tendrían efecto retroactivo sobre 'los derechos adquiridos'.

Rosell apuesta por reducir a seis las modalidades de contratos

'El objetivo es que las empresas contraten pero que si tienen que despedir no tengan los impedimentos que existen ahora. Facilitando la salida del mercado laboral, facilitamos la entrada', resumió el presidente de la CEOE, Juan Rosell, justo un día después de que el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, pidiera mesura en sus propuestas a la patronal y tiempo para aplicar las reformas del mercado laboral que se han aprobado en el último año.

La organización liderada por Rosell plantea reducir a seis las modalidades de contratos: 'Un contrato indefinido, uno temporal, uno fijo discontinuo, uno de obra y servicio, uno a tiempo parcial y uno de formación'. El documento menciona también la idea de alcanzar un pacto de moderación salarial para el periodo 2012-2015. Precisamente, sindicatos y patronal están a punto de firmar un acuerdo para desbloquear la firma de los convenios colectivos pendientes (que afectan a cinco millones de trabajadores) y que sería el paso previo para que los agentes sociales negociaran una prórroga del acuerdo actual que contempla contención salarial.

La patronal va más allá y apuesta también por flexibilizar los contratos a tiempo parcial y de formación y por eliminar la vinculación de los salarios a la inflación. También estrechamente ligadas a la negociación colectiva están otras de sus propuestas: 'Dotar a la empresa de instrumentos de flexibilidad interna' y potenciar el convenio de empresa y la posibilidad de descolgarse de las cláusulas que marquen los convenios.

'¿Copago? ¿Por qué no? Estamos de acuerdo con el control del gasto público'

En cuanto al derecho de huelga, la CEOE aboga por regularlo, aunque no especifica en qué sentido. 'Probablemente la huelga hoy en día y con las nuevas técnicas de comunicación tendría que adecuarse lo más posible a estos tiempos', dijo sin más concreciones Rosell, que sí sugirió llevar a cabo una 'votación secreta' entre los trabajadores antes de convocar un paro, así como garantizar en todo momento los servicios mínimos.

Otro de los asuntos que debatió la Ejecutiva de la CEOE, pero que finalmente no se plasmó en sus propuestas, es la posibilidad de incorporar a los sindicatos al comité ejecutivo de las empresas o bien crear órganos específicos en los que estén presentes empresa y sindicatos para 'implicarles más' en los problemas empresariales.

El documento de la CEOE está plagado de viejas propuestas que la patronal ha ido poniendo sobre la mesa en un momento u otro de las negociaciones que ha mantenido con sindicatos y Gobierno en la última legislatura. Incluye, eso sí, medidas en otros ámbitos, como la educación o el sector público, que hacen que sus propuestas resulten aún más contundentes.

Es el caso del copago sanitario. Aunque el documento no menciona explícitamente esta palabra, las declaraciones ayer de Rosell no dejan lugar a dudas. '¿Copago? ¿Por qué no? Estaremos de acuerdo con cualquier instrumento que controle o restrinja el gasto público', aseguró el líder de la patronal, que, en referencia a los servicios públicos de salud, pidió 'que todo el mundo vaya a lo que tenga que ir' y que nadie 'exagere'.

Rosell hizo unas declaraciones parecidas al respecto de la educación, al lanzar la pregunta de si había que seguir sufragando la matrícula de aquellos universitarios que acumularan asignaturas repetidas. Por contra, la CEOE propone más participación del sector privado en la educación y ampliar 'la libertad de elección de las familias', haciendo suya la tesis de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que asegura que las familias demandan otro tipo de educación que no sea pública.

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, calificaron ayer las propuestas de la patronal de 'muy radicales' y advirtieron de que agravarán la crisis y el aumento del paro y dificultarán el diálogo social. 'Estamos ante una reedición del viejo, viejísimo programa máximo reivindicativo de los sectores más retardatarios de la patronal española', señaló Toxo.

Por su parte, Méndez insistió en que las propuestas laborales, fiscales y de recorte del gasto público de la patronal 'no contribuirían si se llevaran a efecto a resolver los problemas de la crisis' sino, al contrario, 'podrían provocar un agravamiento de la crisis y que se retrasara la recuperación', lo que implicaría también más paro.