Público
Público

Patxi López dice sentirse "perjudicado" por el acuerdo presupuestario Gobierno-PNV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El lehendakari, Patxi López, ha dicho hoy que se siente "perjudicado" por el acuerdo presupuestario alcanzado por el Gobierno y el PNV, porque puede suponer un retraso en la transferencia a Euskadi de la competencia de las políticas activas de empleo, prevista, en principio, para el 1 de enero.

López ha comparecido hoy ante los medios de comunicación después de la reunión semanal de su Consejo de Gobierno y de que haya estado sin presencia pública en la última semana por cuestiones de salud.

El lehendakari se ha referido a la exigencia del PNV para que esta transferencia no se produzca, al menos hasta septiembre del próximo año en lugar del 1 de enero de 2010 que tenían apalabrado los gobiernos español y vasco, a cambio del apoyo nacionalista al proyecto de presupuestos generales del Estado.

López ha reconocido que la negociación presupuestaria entre el Gobierno central y el PNV "ha supuesto un retraso para algo que es fundamental para nosotros", en referencia a la citada transferencia, prevista, en principio, para el 1 de enero del 2010.

En este sentido, ha advertido al PNV y al Gobierno español de que si retrasan o impiden la transferencia por motivos partidistas los tendrán enfrente, aunque se ha mostrado convencido de que, finalmente, se traspasarán las competencias de empleo, tras opinar que la intención del PNV ha sido, "tratar de torpedear la negociación".

Ha insistido en que se siente "perjudicado como representante de los vascos" por el citado acuerdo entre el Gobierno central y el PNV, porque "perjudica notablemente los intereses de Euskadi", al tiempo que ha dejado claro que su actitud va a ser "colaborar con el Gobierno de España para tener cuanto antes la transferencia".

El lehendakari ha indicado que si la intención del PNV es "bloquear la transferencia", este partido estaría "perjudicando a los vascos y actuando en contra de los intereses de todos", al opinar que "lo que quiere el PNV es que Euskadi no tenga en sus manos las políticas activas de empleo".

"Aunque el PNV haya conseguido, quizás, retrasarla, la transferencia va a estar en nuestras manos cuanto antes y la va a traer este Gobierno con toda la seguridad", ha subrayado.

Por ello, se ha mostrado convencido de que el País Vasco contará con la transferencia "en los próximos meses", tras incidir en que el Gobierno Vasco "no renuncia a nada y pretende agotar todo el margen de negociaciones antes que recibir una transferencia en peores condiciones".

Al margen del acuerdo entre Gobierno central y PNV, el lehendakari ha reconocido la existencia también de "dificultades técnicas" sobre las competencias y los programas a transferir "que dificultan" la transferencia "a día de hoy", y ha subrayado que "es más importante el contenido que el calendario".

Para seguir trabajando sobre lo que ha calificado como "un objetivo irrenunciable del Gobierno Vasco", los grupos técnicos formados por representantes de ambos gobiernos continuarán trabajando desde mañana mismo.

Además, el lehendakari ha realizado un llamamiento al PNV y al PP vasco para tratar de consensuar el funcionamiento de Lanbide, futuro "Inem vasco", de cara a lograr una "política integral de activación del empleo".