Público
Público

Pelé y Michelle Obama, en Copenhague para apoyar a Río y Chicago

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El triple campeón del Mundo Pelé y la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, ya están en Copenhague para apoyar las candidaturas de Río de Janeiro y Chicago para organizar los JJOO de 2016, respectivamente, en la votación del COI que se celebrará el viernes.

Pelé dijo que lamenta no haber tenido la oportunidad de ganar una medalla olímpica pero el ex futbolista de 68 años piensa que podría cumplir su sueño si Río de Janeiro organiza los Juegos de 2016.

Los futbolistas profesionales no podían participar en las Olimpiadas cuando Pelé competía en los años 50, 60 y principios de los 70. Ahora los equipos pueden alinear profesionales menores de 23 años en los Juegos, y sólo tres jugadores pueden superar esa edad.

"Ahora puedes tener tres profesionales mayores de 23 años. Hoy estoy aquí y quizá pueda jugar en Río de Janeiro", bromeó en una rueda de prensa organizada por la candidatura de Río el miércoles, dos días antes de que el Comité Olímpico Internacional tome una decisión.

"Todo el mundo conoce mi vida. Gané muchos torneos y marqué más de 1.000 goles, gané tres Mundiales pero no pude jugar en unos Juegos Olímpicos. Algunas veces aún pienso en que no conseguí esa medalla de oro".

"Mi sueño siempre fue ganar un torneo olímpico".

Río compite contra Tokio, Chicago y Madrid. El COI votará la mejor candidatura en una sesión en la capital danesa. Pelé, votado por el COIE el mejor atleta del siglo, es uno de los respaldos más importantes de Río.

Al igual que Pelé, Brasil, cinco veces campeona del Mundo, nunca ha ganado un torneo olímpico de fútbol.

LLEGA MICHELLE OBAMA

Mientras, el miércoles llegó a Dinamarca Michelle Obama, a quien se unirá su esposo el presidente estadounidense Barack Obama el viernes, y serán parte del equipo que tratará de influir a los miembros del COI para que voten por Chicago.

También está previsto que lleguen el miércoles el presidente brasileño, Luis Inacio Lula da Silva, el rey Juan Carlos I y el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en apoyo de Madrid.

Michelle Obama no dijo nada a los medios que la esperaban en el aeropuerto de Copenhague antes de ser llevada rápidamente al centro de la ciudad para una serie de reuniones vinculadas con la candidatura.

Su marido se convertirá en el primer presidente de EEUU en activo que se dirija a una sesión del COI y la figura de mayor perfil de una serie de figuras políticas, entre ellos el primer ministro británico Tony Blair hace cuatro años, y el entonces presidente ruso Vladimir Putin hace dos años, que hicieron campaña con éxito por Londres 2012 y los juegos de invierno de Sochi 2014, respectivamente.

La visita de Obama ha sido ampliamente considerada como una estrategia de alto riesgo puesto que supone una potencial ganancia si Chicago, gana la carrera pero podría ser un revés político grave si no es elegida.

La carrera por 2016 se considera muy ajustada por muchos observadores olímpicos, aunque la presencia de Obama ha hecho que Chicago se destaque mínimamente.

En el segundo día de los tres de intensas relaciones públicas en Copenhague, las ciudades recurrían a sus héroes deportivos para promocionar su causa.

Río llevó a Pelé, Chicago al campeón mundial y olímpico Michael Johnson, que encabezó una carrera divertida por las calles de Copenhague.

El medallista de oro de maratón de 2000 Naoko Takahashi también apareció para apoyar a Tokio.

La candidatura más lenta fue la de Madrid que no ha organizado ningún acto con los medios hasta ahora y su primera rueda de prensa será esta tarde, a sólo 36 horas de que se inicie la sesión del COI.