Público
Público

Pelosi apoya expansión de Medicare en plan de salud del Senado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Thomas Ferraro

La apuesta del presidente de EstadosUnidos, Barack Obama, por reformar el sistema de salud de supaís pareció recibir un impulso el jueves, cuando la demócratade mayor rango de la Cámara de Representantes dijo estarinteresada en un acuerdo del Senado.

La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, expresó su apoyoa expandir el Medicare, un programa de seguro gubernamental desalud para los ciudadanos de 65 años o más, un elemento de unacuerdo tentativo.

"Ciertamente tiene un gran atractivo el poner a laspersonas de 55 años y más en Medicare", dijo Pelosi a laprensa, mientras el Senado entraba a su décimo primer día dedebate sobre la legislación.

"Eso es algo por lo que las personas en la Cámara hanabogado por años", aseveró Pelosi.

Sin embargo, no comentó el resto del acuerdo alcanzado porlos negociadores demócratas del Senado en las últimas horas delmartes, y se excusó diciendo: "No hemos visto el documento".

Las declaraciones optimistas de Pelosi sobre expandir elMedicare sugirieron que podría estar abierta a acoger elacuerdo, aún si no incluía una opción de seguros de saludoperados por el Gobierno, por el que ha luchado durante largotiempo.

La opción pública ha sido uno de los mayores obstáculoseste año, mientras los demócratas buscan armar un proyecto deley que pueda ser aprobado en la Cámara y el Senado, para queluego lo firme Obama y se convierta en ley, pues el presidenteha hecho de la reforma de salud su máxima prioridad nacional.

La Cámara aprobó su versión de la legislación el 7 denoviembre, que incluye una opción de seguro público. Losdemócratas del Senado esperan aprobar un proyecto de ley parafines de año, y ambas cámaras deben aprobar una legislaciónunificada antes de que llegue a las manos de Obama.

Los partidarios de la opción pública argumentan que con unseguro gubernamental se crearía competencia para lasaseguradoras de salud privadas, ayudando a bajar los altísimoscostos.

Sin embargo, los críticos señalan que sería el primer pasohacia una costosa toma del control por parte del Gobierno.