Público
Público

Pemex captó 1.600 millones antes de crecer en Repsol

Meses antes de pactar con Sacyr hizo una doble emisión de deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gigante mexicano Pemex, la mayor petrolera de Latinoamérica, y la constructora española Sacyr llevaban meses preparando la operación para ganar poder en Repsol. El 29 de agosto pasado anunciaron que habían firmado un acuerdo para agrupar sus acciones y llegar a rozar el 30% de la petrolera española (ya tienen el 29,5%). Pero ya desde tres meses antes Pemex decidió engordar su capacidad financiera para hacer inversiones y refinanciarse: acudió al mercado de títulos de deuda para captar 2.250 millones de dólares (1.600 millones de euros, al cambio de ayer) con una doble emisión de bonos.

La compra del 4,6% de Repsol que Pemex hizo de golpe el pasado 2 de septiembre por 1.150 millones de euros la financió con un préstamo por el 70% de esta cantidad, y el resto lo puso en efectivo, según explicaron fuentes de Pemex en España (aunque la empresa no detalló la financiación al supervisor español, la Comisión Nacional del Mercado de Valores). Pero se da la circunstancia de que Pemex reabrió la emisión de estos bonos el pasado 1 de septiembre (un día antes de que anunciara la compra del paquete de Repsol) para hacer una oferta de canje de títulos que está en vigor hasta el 30 de septiembre. Así lo ha comunicado al supervisor financiero de Estados Unidos (la SEC, Securities and Exchange Commission). Los canjes se suelen hacer para refinanciar el dinero logrado.

Desde mayo, el gigante azteca ha engordado su capacidad financiera

Oficialmente, Pemex no da explicaciones sobre estas emisiones de deuda y se remite a los comunicados oficiales, en los que en su día justificó que el dinero era para financiar gastos de inversiones y refinanciar a la compañía. La mayor de las dos emisiones se lanzó el pasado 25 de mayo, por 1.250 millones de dólares, a un plazo muy largo, 30 años. Después, el 20 de julio, aproximadamente un mes antes de anunciar la batalla empresarial que ha emprendido con Sacyr en Repsol, lanzó otros 1.000 millones de dólares a 20 años.

La realidad es que Pemex tiene ahora más fortaleza financiera que hace tres meses para acometer inversiones, aunque la petrolera y Sacyr han declarado que no tienen intención de superar el 30% en Repsol, lo que obligaría a lanzar una oferta de compra por el 100% de la empresa.

Los detractores de la alianza entre Pemex y Sacyr especulan con que Pemex podría sacar rendimiento a su inversión en Repsol con proyectos conjuntos e, incluso, con compras de activos. La batalla por el poder en Repsol acaba de empezar y está en el foco el papel de su presidente, Antonio Brufau, enfrentado a Sacyr.