Público
Público

"Esta es la peor crisis alimentaria en el mundo y solo empeora"

La subsecretaria general de OCHA afirma que la hambruna que azota el cuerno de África no podrá atajarse en poco tiempo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La subsecretaria general para Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), Valerie Amos, ha advertido que 'La ONU y sus socios esperan estar haciendo frente a la situación que vive el cuerno de África al menos durante los próximos seis meses.

Ha sido en la reunión especial del Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC), convocada para abordar la situación humanitaria que sufre Somalia a causa de la sequía y los conflictos armados, a la que también ha asistido el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres.

Naciones Unidas, que este miércoles declaró oficial la situación de hambruna en dos regiones de Somalia, Bakool y Baja Shabelle, no tiene cifras concretas, pero se baraja que 'decenas de miles de personas pueden haber fallecido y cientos de miles de personas pueden estar muriendo de hambre', exponía Amos.

La ONU no puede conocer las cifras exactas porque no tiene acceso a amplias zonas del centro y el este de Somalia, especialmente de aquellas que están bajo el dominio de la milicia islamista de Al Sahaab. Pero sí sabe que en el cuerno de África hay 11,5 millones de personas 'que necesitan asistencia urgente': 3,7 millones en Somalia, 4,5 millones en Etiopía, 2,4 millones en Kenia, 150.000 en Yibuti 'y potencialmente muchas más en Eritrea', según ha indicado la subsecretaria general de OCHA. 

'Si no actuamos, esta hambruna se extenderá al resto del sur de Somalia en dos meses, y sus efectos se pueden extender al resto de países de la región'. 'No utilizamos con ligereza la palabra hambruna', ha afirmado Amos, añadiendo que Naciones Unidas no hacía una declaración similar sobre Somalía desde hace 19 años.

La representante de la ONU también ha hablado de la necesidad de incrementar la solidaridad de los países que no se están mostrando comprometidos con una situación que está llevando al éxodo masivo de miles de personas a las zonas limítrofes del país. La institución ha pedido 1.900 millones de dólares para paliar lo que considera 'la peor crisis alimentaria en el mundo que no hace más que empeorar', pero apenas han conseguido financiar la mitad de la recaudación.  Guterres también hizo un llamamiento para incrementar la ayuda internacional y poder acceder al interior de Somalia.