Público
Público

Los peritos ratifican el informe en que descartan negligencia en el incendio y en las once muertes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los peritos que, a petición de Juzgado de Sigüenza, han elaborado el último informe sobre el incendio de Guadalajara de 2005, en el que murieron once personas, han ratificado hoy que el fuego se originó por una imprudencia y que no hubo responsabilidad de nadie en las once muertes.

Los peritos Ana Belén Padrino y Gonzalo Carpintero han ratificado ante la juez de Sigüenza, María del Mar Lorenzo, el contenido del informe -que ya era conocido debido a filtraciones- y se han sometido a las preguntas de las partes, ha explicado a Efe el letrado Esteban Mestre, que representa a los técnicos de Medio Ambiente y varios cargos políticos imputados en la causa.

Según Mestre, la ratificación "cubre suficientemente" sus expectativas y le "satisface plenamente".

Mientras para Mestre es "determinante" porque recoge "una opinión independiente", los letrados de la acusación particular que representan a la mayoría de las familias de las víctimas han indicado a Efe que para ellos "no tiene valor alguno".

Para Mestre, los peritos han ratificado "prácticamente al dedillo" los 48 folios del informe elaborado por ellos, el segundo que se pide desde el Juzgado y en el que se incluyen las llamadas al teléfono de emergencias 112.

Ha criticado la intervención de la acusación particular por dedicarse, ha dicho, a preguntar sobre extremos de la causa que nada tenían que ver con la pericia, a la par que ha ratificado que dicho informe es un "trámite formal".

Por su parte, desde el despacho Solano, que representa a la mayoría de las familias, han insistido en que el informe es tan sólo "uno más" al que no han dado importancia, aunque han destacado el hecho de que los peritos descarten que se produjera una explosión.

"El informe no nos convence absolutamente nada, nos parece muy parcial, no hay ni una referencia a los testigos", han asegurado.

Los letrados de las familias se han vuelto a mostrar en "absoluto desacuerdo" con él, convencidos de que el incendio y las muertes eran "previsibles y evitables", y entienden que hubo negligencia "porque así lo demuestran los hechos".

Una vez que finalice la declaración de los peritos, la juez tendrá que valorar los hechos para ver si son constitutivos de delito, y lo pondrá de manifiesto a las partes acusadoras por si quisieran formular escrito de acusaciones.

De momento, la vista sigue esta tarde y es previsible que prosiga mañana, martes.

Hasta ahora son veintinueve las personas imputadas en esta causa, entre ellas la consejera de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha entonces, Rosario Arévalo, quien dimitió de su cargo días después del suceso.