Público
Público

A las personas con glaucoma les cuesta ponerse gotas en los ojos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Lynne Peeples

Las personas que más necesitangotas para preservar la visión serían las que más dificultadestienen para aplicárselas, de acuerdo a un nuevo estudio.

La presión ocular es una de las principales causas de dañovisual asociado con el glaucoma, una enfermedad que puedeprovocar ceguera y afecta a más de 4 millones de estadounidenses,según la Fundación de Investigación del Glaucoma.

El tratamiento habitual consiste en la autoaplicación degotas para reducir la presión en el ojo.

Pero las observaciones de una gran cantidad de pacientes conglaucoma mostraron que a más de la mitad le costaba muchoaplicarse bien las gotas, incluidos los que creían que lo hacíanbien.

"Colocarse gotas en los ojos no es lo mismo que tomar unapíldora o usar una crema. Es más fácil decirlo que hacerlo", dijola doctora Amy Hennessy, de la Escuela Bloomberg de Salud Públicade la Johns Hopkins University, en Baltimore.

Tras advertir que muchos de los pacientes con glaucoma seestaban colocando mal las gotas, el equipo de Hennessy decidiógrabar a 200 pacientes mientras se las colocaban.

La mayoría las había utilizado durante por lo menos seismeses, pero cuando el equipo miró los videos, detectó que más deun cuarto lo hacía mal, publicó la revista Ophthalmology.

Y sólo el 40 por ciento de los que se podían colocar lasgotas en los ojos, se las arreglaba para aplicar una sola gota(la dosis indicada) sin tocar el ojo con la botella.

Aplicar una dosis mayor o menor a la indicada altera eltratamiento y puede acelerar el avance del glaucoma, explicóHennessy.

"Lo más sorprendente es que los pacientes percibían mal suhabilidad para colocarse las gotas. Un cuarto de los pacientesnegaron haber tocado los ojos con el aplicador cuando sí lohacían", dijo la autora. Eso aumenta el riesgo de infección.

Además, "algunos pacientes, que no podían ver bien el ojo,desarrollaron una estrategia para ubicar la gota sobre el ojo y¡lo hicieron muy bien!", agregó.

El equipo también analizó qué factores, incluido el sexo ylos años con glaucoma, influían en la correcta aplicación de lasgotas. Sólo la edad pareció importante: los pacientes de 70 añoseran un 60 por ciento menos propensos a aplicarse correctamentelas gotas que los más jóvenes.

Hennessy opinó que estos resultados muestran la necesidad deque los oftalmólogos enseñen a los pacientes cómo aplicarse lasgotas: con un espejo delante y la cabeza inclinada hacia atrás,hay que colocar la gota en el ojo mientras se sostiene el párpadoinferior.

Los familiares pueden ayudar y también algunos dispositivos.

"Los pacientes con glaucoma no son los únicos que usangotas", dijo. "De modo que este no es un problema sin relevancia,en especial porque la población está envejeciendo", concluyó.

FUENTE: Ophthalmology, online 25 de junio del 2010.