Público
Público

Un petrolero intenta filtrar el crudo del vertido de BP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un superpetrolero adaptado para recoger el crudo del vertido en el Golfo de México comenzó a realizar pruebas el sábado, al mismo tiempo que surgieron informaciones sobre que algunos grandes inversores esperan que BP reemplace a sus principales ejecutivos.

La embarcación bautizada "A Whale" y calificada de "super skimmer" ("gran filtrador"), está operando al norte del pozo averiado como parte de una prueba de dos días vigilada por la Guardia Costera estadounidense, dijo Bob Grantham, portavoz de TMT Shipping Offshore, propietaria del barco.

Si todo sale según lo planeado, TMT espera firmar un contrato de limpieza que puede retirar hasta el equivalente de 500.000 barriles al día de mezcla de petróleo y agua de la superficie marina, según miembros de su tripulación.

Los esfuerzos de BP por contener los daños volvieron a la normalidad el sábado después de un huracán, y la firma dijo que sus sistemas de captura de petróleo recuperaron o quemaron 25.290 barriles de petróleo durante sus operaciones del viernes.

La tormenta atravesó la zona del derrame frente a la costa de Luisiana sin provocar mayores daños.

Sin embargo, las consecuencias corporativas del peor vertido de petróleo al mar de la historia estadounidense parecen lejos de terminarse.

El diario Financial Times informó de que los inversores de BP esperan ver un cambio en el liderazgo de la empresa, posiblemente una vez que se haya detenido la filtración, por lo que el director ejecutivo Tony Hayward y el presidente Carl-Henric Svanberg podrían ver peligrar sus puestos de trabajo.

"Cuando esto termine habrá una investigación completa, y esperamos algunas acciones para reemplazar a los cargos más altos", citó el sábado el periódico a un importante accionista británico.

Sin medidas para estabilizar la nave, BP podría convertirse en el blanco de empresas como ExxonMobil, Royal Dutch Shell o PetroChina, publicó el periódico citando a una fuente que trabaja en la estrategia de BP.

Un portavoz de BP se negó a hacer declaraciones.

La capitalización de mercado de la gigante petrolera se ha reducido en unos 100.000 millones de dólares (79.576 millones de euros) y sus acciones perdieron más de la mitad de su valor desde el inicio del derrame.

REUNIÓN PÚBLICA CON EL COMITÉ

Los ejecutivos de la firma han estado bajo una intensa presión desde que la explosión del 20 de abril en un pozo de exploración causara la muerte de 11 trabajadores y desató el flujo de petróleo, que ahora amenaza la vida silvestre y las industrias de pesca y turismo de la región.

El Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, también ha criticado la respuesta de la empresa a esta crisis, que llega a su día número 75.

Durante la próxima semana, el departamento del Interior estadounidense, uno de los que lidera la respuesta de Washington al vertido, podría entregar una moratoria revisada a las perforaciones petroleras marítimas en aguas estadounidenses.

Un tribunal federal levantó la semana pasada una prohibición de perforación de seis meses impuesta por el Gobierno de Obama en respuesta al derrame. Se espera que la nueva moratoria sea más flexible y pueda ajustarse a las perforaciones en ciertos campos submarinos.

En otro evento relacionado, una comisión presidencial que investiga el masivo vertido de crudo y recomendará medidas para evitar futuros desastres celebrará su primera reunión pública en Nueva Orleans el 12 y 13 de julio, dijeron el sábado los líderes de la comisión.

La reunión de dos días "escuchará directamente a la gente de la costa del Golfo cuya vida ha sido profundamente afectada por el derrame de la firma BP", dijeron en un comunicado Bob Graham, ex senador estadounidense, y William Reilly, ex jefe de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA).

La comisión de siete miembros, que cuenta con seis meses para hacer su trabajo, buscará también recomendaciones de expertos sobre "temas regulatorios, técnicos, legales, científicos y de manejo de riesgos para asegurarse de que cualquier perforación mar adentro se realice a salvo", indicó.