Público
Público

Piden el envío de observadores a Gaza en el Consejo de Derechos Humanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, pidió hoy el envío de observadores internacionales a Israel y a los territorios palestinos ocupados, e insistió en que se investiguen las acciones perpetradas en las últimas dos semanas en la franja de Gaza.

En la apertura de una sesión extraordinaria del Consejo de Derechos Humanos (CDH) dedicada a la situación en Gaza, Pillay se unió a las voces que afirman que el sufrimiento de la población palestina es "intolerable" y reclamó un cese del fuego inmediato.

El CDH se reúne hoy -por iniciativa de 33 de los 47 países que integran este órgano de Naciones Unidas- para debatir las consecuencias sobre la población civil de la ofensiva militar lanzada por Israel el pasado 27 de diciembre.

La gravedad de la crisis en Gaza concita la atención internacional, lo que se refleja en la extensa lista de países -cerca de medio centenar- que han solicitado intervenir en esta sesión, además de numerosas organizaciones no gubernamentales.

Un portavoz del CDH señaló que la sesión podría prolongarse hasta el próximo lunes ante el gran número de oradores previstos.

Al abrir la sesión, Pilay dijo que observadores internacionales deben desplegarse en Israel y los territorios palestinos para documentar de manera imparcial las violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario (aplicable en casos de conflicto).

También instó a que se permita que los expertos de la ONU en distintas temáticas de derechos humanos puedan llegar a Gaza y Cisjordania, para lo que requieren la autorización del Gobierno israelí.

Durante la primera hora de intervenciones, la mayoría de países reclamaron el cese de las hostilidades y condenaron los ataques israelíes por sus consecuencia nefastas sobre la población civil, al tiempo que denunciaron a Hamás por el lanzamiento de cohetes contra zonas pobladas de Israel.

El embajador palestino ante la ONU en Ginebra, Ibrahim Khraishi, calificó de "genocidio" lo que ocurre en Gaza y cifró en más de 750 el número de muertos, "de los que 240 son niños y 90 mujeres".

"El 80 por ciento de fallecidos por los ataques son civiles y ello sin contar todas las víctimas que no han podido ser rescatadas y permanecen bajo los escombros", agregó.

Por su parte, el embajador de Israel, Aharon Leshno-Yaar, defendió la acción militar de su gobierno y acusó a Hamás de utilizar a la población palestina como "escudos humanos, al esconderse en escuelas, mezquitas y hogares, que convierten en almacenes de municiones".

La delegación de Chile, en representación de los países latinoamericanos, expresó su "repudio" ante el asesinato de civiles, especialmente de mujeres y niños, en Gaza, condenó los bombardeos aéreos de Israel por "el uso excesivo y desproporcionado" de la fuerza, así como la más reciente incursión terrestre a gran escala.