Público
Público

'Los pilares de la Tierra' arrasa en su estreno en España

La serie inspirada en el best-seller de Ken Follet se codea con el partido de Champions del Barça y atrapa a más de 5 millones de espectadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de dos décadas después de que Ken Follett diese rienda suelta a su pasión por las catedrales y escribiese 'Los pilares de la Tierra', Cuatro consiguió anoche 5.102.000 telespectadores gracias al estreno de la serie inspirada en el best-seller.

A pesar de que la cadena de Prisa hizo esperar a los espectadores hasta las 22.30 horas, lo cierto es que la miniserie compuesta por cuatro capítulos de 90 minutos cada uno, barrió a la competencia ocupando el 31,1% del share total televisivo.

Por su parte, la 1 de Televisión Española lideró anoche el prime time (20.30-00.00) con la emisión de la Liga de Campeones. El partido entre el FC Barcelona y el Panathinaikos reunió a 5.286.000 aficionados, lo que se tradujo en un share del 33%. A partir de las 23.00 horas, lo nuevo de 'Españoles en el mundo' pinchó con un 10,2% (1.751.000) en su recorrido por Praga. Más tarde, el programa 'Destino España' tampoco contó con el respaldo de los espectadores tras firmar un 9% (1.104.000).

El nuevo reality de Antena 3, 'El marco' arracó con poco más de un millón de espectadores

Las pseudo realidades al estilo de 'Gran Hermano' (Telecinco) suelen triunfar en la pequeña pantalla. No sucedió lo mismo con el reality que Antena 3 estrenó anoche, 'El marco', que arrancó con un escueto 7,5%, lo que significa que tan sólo 1.184.000 espectadores se decantaron por esta opción.

La Champions y el estreno de la serie de Cuatro dejaron a 'El marco' en un discreto plano. La nueva apuesta de Antena 3 se convierte en el peor arranque de un reality en la historia de la cadena de televisión.

Producida por los hermanos Ridley y Tony Scott, la alemana Tandem Communications y la canadiense Muse Entertainment, 'Los pilares de la Tierra' han contado con un presupuesto de 40 millones de dólares.

Para el actor Ian McShane, uno de sus protagonistas, no hubiera sido posible hacer una película de dos horas porque 'la producción realizada permite condensar la historia, pero reflejando los elementos más importantes', explica.

La producción ha contado con un presupuesto de 40 millones de dólares

McShane, conocido por su trabajo en Deadwood, da vida al ambicioso obispo Waleran Bigod, un personaje que 'creía que representaba la fe, pero en realidad era la imagen del poder y el prestigio'. Este intérprete inglés ha querido seguir al detalle la construcción del personaje realizada por Follett: 'Él le describe como si fuera un pájaro que aparece y desaparece, y yo traté de que fuese un ave contenida y humilde, aunque en privado se flagelaba por la Iglesia'.

Frente a él se encuentra el prior Philip, lo que permite establecer un diálogo entre dos formas diferentes de enfrentarse a la religión. 'Esta producción deja muy clara la diferencia que hay entre Iglesia y fe. Mi personaje interpreta a la primera, mientras que Philip representa las lecciones de Jesucristo'.

Además de encarnar a este ambicioso obispo, Ian Mc-Shane da vida a Barbanegra en la cuarta parte de Piratas del Caribe. Ambos papeles son oscuros 'ya no se les llama villanos, sino personajes complejos', asegura, aunque el bucanero está más cerca de la salvación. 'Los dos prefieren que les teman a que les amen, pero quizá Barbanegra tenga algo de humanidad', señala este actor para quien, a pesar de los siglos pasados, la figura de Waleran podría vivir en la actualidad. 'No hay más que ver a la Iglesia los últimos años, no ha cambiado mucho'.