Público
Público

Algunas píldoras anticonceptivas aumentan el riesgo de trombosis, según dos estudios científicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una gran cantidad de mujeres de todo el mundo no utiliza las píldoras anticonceptivas más seguras y en cambio opta por marcas cuya composición aumenta el riesgo de padecer trombosis venosa, pese a que la incidencia absoluta de ésta siga siendo baja.

Ésta es la principal conclusión de dos estudios científicos publicados por el "British Medical Journal" (BMJ), uno realizado por la Clínica Ginecológica de Rigshospitalet, en Copenhague, y otro del Centro Médico de la Universidad de Leiden (Holanda).

La investigación danesa estudió los efectos de diferentes píldoras anticonceptivas en 10 millones de mujeres entre 1995 y 2005, de las que 4.213 desarrollaron trombosis venosa.

Su trabajo concluye que el riesgo de padecer este trastorno vascular desciende cuanto menor es la dosis de estrógenos que tiene el anticonceptivo y cuanto menos tiempo se utilice.

El estudio señala también que las píldoras más seguras son aquéllas que contienen levonorgestrel combinado con una pequeña dosis de estrógenos.

Tanto los anticonceptivos orales que contenían únicamente progestágenos así como el DIU "no estuvieron asociados con ningún incremento del riesgo de trombosis venosa".

El estudio realizado subraya que la probabilidad de sufrir esta enfermedad en mujeres jóvenes por el uso de la píldora es de 1 entre 1.000 por año.

De hecho, sus autores la recomiendan como primera opción para la anticoncepción a aquellas mujeres de un peso normal y que no tengan predisposición genética a sufrir trombosis.

Pese a su escasa incidencia respecto al número total de mujeres que la utilizan, otra investigación llevada a cabo por el Departamento de Epidemiología Clínica del Centro Médico de la Universidad de Leiden señala que las mujeres que toman anticonceptivos orales tienen un riesgo cinco veces mayor de padecer trombosis venosa.

Estas conclusiones concuerdan con los resultados de los trabajos que se han ido realizando sobre este tema desde 1961, y que reflejan que el uso de la píldora multiplica por entre dos y seis veces el riesgo de sufrir este trastorno vascular.

Los resultados de la investigación se basan en el estudio de 1.524 mujeres de entre 18 y 50 años con un principio de trombosis venosa profunda y en los resultados de 1.760 controles rutinarios de salud.

Su investigación se centró en qué tipo de progestágenos son más seguros y, como sus colegas daneses, comprobaron cómo el uso de levonorgestrel es el más recomendable.

El BMJ publica junto a estos dos artículos un editorial en el que destaca que aunque el riesgo de padecer este trastorno vascular es bajo incluso tomando la píldora, sí que es recomendable escoger productos que contengan "levonorgestrel o norethisterone" y la menor dosis de estrógenos posible.