Público
Público

Los piratas llevan a tierra a tres marineros españoles

El Gobierno pide calma y convoca un gabinete de crisis para supervisar la amenaza. Defensa cree que los piratas, quienes amenazan con matar a los pescadores, tratan de incrementar la presión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secuestro del Alakrakana ha entrado en una fase crítica. Los piratas del pesquero han bajado a tierra a tres de los marineros secuestrados. El patrón del atunero, Ricardo Blach, ha confirmado que los tres son españoles: uno vasco y los otros dos gallegos.

En declaraciones a Radio Nacional ha relatado que 'los metieron en un bote, se los llevaron' y a partir de ahí los que quedaron en el buque ya no saben 'nada'. 'Nos acaban de decir que dentro de tres días, si no hay movimiento de esos dos que están ahí [los piratas detenidos en España] matarán a los tres e iremos otros tres, y así hasta el final', relató en un mensaje que introdujo nuevos elementos de urgencia en las negociaciones abiertas hace semanas para resolver el secuestro.

Por su parte, los secuestradores han pedido al Gobierno que libere a sus dos compinches encarcelados en España.

Blach aseguró que no se cree 'mucho' la amenaza de los piratas de ejecutar a los tres tripulantes llevados a tierra si el Gobierno español no mueve ficha, pero reconoció que en cualquier caso 'el temor está ahí'. Explicó que todos están 'mal', pero puntualizó que están peor el capitán y él mismo.

 'Estamos en el puente, dormimos en el suelo y después todo el día estamos sentados en una silla. Cuando queremos ir al servicio tenemos que pedir permiso y a veces no nos dejan', relató.

Defensa considera que los piratas intentan incrementar la presión contra los tripulantes y el armador, después de que esta mañana lanzaran una granada al agua y dispararan al aire, cuando los marineros hablaban con sus familias en España.

La ministra Carme Chacón ha informado en rueda de prensa de que el Gobierno sabe 'dónde están y que están bien'. Ha recalcado que 'están redoblando' los esfuerzos y que esta situación ya se ha vivido en otros secuestros. 'Comprendemos la preocupación de las familias'. La ministra ha declinado comentar las críticas del PP : 'no debo gastar ni un sólo segundo en comentarlo'.

Los secuestradores pidieron a los tripulantes secuestrados que llamaran a sus familias y en ese momento lanzaron la granada y comenzaron a disparar al aire, con el objetivo de intimidar y asustar tanto a los secuestrados como a sus familias. 

Tras estos acontecimientos, el Gobierno ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a la familias.

Defensa cree que los piratas tratan de incrementar la presión

Defensa considera que todas estas maniobras forman parte de la presión de los piratas dentro de las negociaciones que mantienen con el armador del barco y que 'sólo quieren más dinero'. No ha aclarado la nacionalidad de los tres marineros desembarcados por 'prudencia y responsabilidad'.

Chacón ha añadido que el Gobierno está en contacto con las familias 'en todo momento' para mantenerlas al tanto de la situación y ha advertido de que los secuestradores utilizan la angustia de las familias para conseguir sus objetivos.

Vistos los acontecimientos, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad y ha afirmado que 'el Gobierno está haciendo todo lo que está en su manos para que los triuplantes vuelvan a casa cuanto antes'. De la Vega rehusó dar 'detalles concretos' de las gestiones que se están llevando a cabo, alegando razones de 'prudencia y responsabilidad'.

El Gobierno convocó este mediodía en el Palacio de la Moncloa a los integrantes de la Comisión de Coordinación del Ejecutivo para la liberación del atunero con el fin de analizar la situación provocada tras las nuevas medidas de presión de los piratas.

Fuentes militares aseguraron que todo lo ocurrido está siendo minuciosamente vigilado desde las fragatas Canarias y Méndez Núñez, que ya se encuentran junto al pesquero realizando labores de control. Chacón ha asegurado que seguirán en la zona, al menos de momento.

Las familias muestran su indignación pese al mensaje de tranquilidad del Gobierno

Mientras tanto, y pese a los intentos por parte del Gobierno de tranquilizar a la familias, éstas se muestran indignadas. Silvia Albés, esposa de uno de los marineros secuestrados, ha asegurado en declaraciones a Telecinco que su 'marido estaba llorando' cuando han hablado y considera que es una 'una llamada suficientemente valiosa' como para tener en cuenta.

'Me vale más su palabra que la del Ministerio del Interior'. Además, ha acusado al Gobierno 'de no estar cumpliendo sus palabras. ¿Qué están esperando, que cumplan sus amenazas y los maten', ha comentado.

El hermano de uno de los marineros, Antonio Costas, ha destacado que tanto los piratas como los secuestrados están 'muy nerviosos'

Por su parte, María Angeles Jiménez, esposa del tripulante del Alakrana Gaizka Iturbe, ha comunicado que su marido le ha trasmitido que los piratas 'les va ir bajando uno a uno' a tierra, mientras no se devuelvan los dos detenidos.