Público
Público

La Policía francesa se olvida la pistola de los etarras en un contenedor

Después del registro del hotel donde han sido detenidos Izaskun Lesaka y Joseba Iturbe los periodistas han encontrado unas bolsas de plástico en las que había, además del arma, un ordenador portátil, una cámara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la detención de los presuntos miembros de ETA Izaskun Lesaka y Joseba Iturbe en la localidad francesa de Mâcon, a 70 kilómetros de Lyon, la Policía gala ha iniciado el registro de la habitación del hotel donde se hospedaban y durante varias horas los agentes han estado sacando del lugar bolsas y diferente material. Pero cuando han terminado se han olvidado de recoger todo y se han dejado cinco sacos de plástico negro junto a un contenedor de basura, en plena calle.

Los periodistas, que estaban a la entrada del edificio, han abierto las bolsas y se han llevado una gran sorpresa. En ellas han encontrado una pistola, un ordenador portátil, una cámara de fotos con numerosas tarjetas de memoria, un documento nacional de identidad falso, mochilas vacías, mapas y brújulas además de numerosos sobres sellados en los que se señalaba que había ropa o documentos.

Lesaka e Iturbe son pareja. Ella, una de las máximas dirigentes de la organización, y él, su lugarteniente. En el momento del arresto ambos se encontraban en la habitación de hotel en la que se hospedaban desde hacía cinco días. Han forcejeado con los agentes antes de de ser introducidos esposados en los vehículos y trasladados a una comisaría, las autoridades no han dicho cuál, para ser interrogados por los agentes franceses antes de entregarlos a España.

Tras haber constado el hallazgo de los periodistas después de que los policías se marchasen, la gerente del hotel, Emilie Mathieu, ordenó recoger las bolsas para seguidamente alertar de nuevo a las autoridades. Y la Policía ha tenido que volver a recoger las importantes pruebas perdidas.