Público
Público

La Policía pide a los estudiantes que no se unan a los manifestantes para evitar más violencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía de Tailandia advirtió hoy a los estudiantes de que no se unan a las manifestaciones callejeras contra el Gobierno para evitar actos de violencia como el que anoche dejó heridos a dos activistas en la capital.

El suceso ocurrió antes de la medianoche cerca de la estación de tren de Ladprao, donde un desconocido que iba en motocicleta abrió fuego contra una multitud de cien estudiantes, causando heridas leves a dos de ellos.

Previamente, el primer ministro, Samak Sundaravej, anunció un acuerdo del Ejecutivo para celebrar un referéndum con el objetivo de solucionar la crisis política que ha llevado a la ocupación del palacio gubernamental por parte de miles de opositores.

La Alianza del Pueblo para la Democracia (PAD), organizadora de las manifestaciones que comenzaron hace más de tres meses, indicó que las protestas continuarán a pesar de la consulta, que considera una estrategia de Sundaravej para ganar tiempo y aferrarse al poder.

El pasado martes, el primer ministro declaró el estado de excepción en Bangkok en un desesperado intento de desalojar a los activistas que sitian desde hace casi dos semanas la sede del Gobierno y después de que una persona muriera y 44 resultaran heridas en una batalla campal entre opositores y seguidores del Ejecutivo.

La medida de emergencia prohíbe cualquier reunión pública de más de cinco personas, pero el jefe del Ejército, el general Anupong Paojinda, apuesta por el diálogo para resolver el contencioso, en vez de sacar por la fuerza a los manifestantes.

Pero a medida que pasan los días, crece la percepción entre los tailandeses de que los militares no quieren obedecer las órdenes de Sundaravej, quien también parece haber perdido la confianza de la Corona tras la dimisión del ministro de Asuntos Exteriores, Tej Bunnag, secretario personal del rey Bumibol Adulyadej.

Las protestas callejeras en Bangkok empezaron el pasado mayo, cuando los seguidores del PAD comenzaron a denunciar al Gobierno de Sundaravej, un veterano ultraderechista al que tachan de corrupto, desleal a la Corona y ser un títere al servicio del depuesto ex primer ministro Thaksin Shinawatra.