Público
Público

Portugal completa un Gobierno anticrisis dominado por técnicos independientes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nuevo primer ministro conservador de Portugal, Pedro Passos Coelho, completó hoy la formación de su Ejecutivo anticrisis, en el que dominan los técnicos independientes, con la toma de posesión de una treintena de secretarios de Estado.

Entre los nuevos responsables del Gobierno, que centrará su labor en la lucha contra los problemas económicos que agobian al país, hay 16 no vinculados a los partidos de la coalición en el poder.

Estos secretarios de Estado sin filiación política se suman a los otros cuatro independientes que figuran entre los once ministros que ya asumieron el cargo hace una semana.

En total, el Gobierno conservador incluye cinco ministros y tres secretarios de Estado menos que el anterior Gabinete del Partido Socialista, que perdió las elecciones anticipadas del pasado 5 de junio.

Con dos ministras y seis secretarias de Estado, Passos Coelho mantiene la cifra de ocho mujeres que había en el anterior Gobierno, aunque su proporción ha bajado con la disminución de carteras y secretarías que prometió en la campaña electoral.

El Ejecutivo de José Sócrates, que abandonó la política tras su derrota electoral, estaba formado por tres ministras, trece ministros y 38 secretarios de Estado, frente a los 35 que integran el nuevo Gobierno.

Entre los no independientes, el Partido Social Demócrata (PSD, centro-derecha) de Passos Coelho, vencedor de las elecciones, cuenta con cuatro ministros y once secretarios de Estado en tanto su socio de coalición, el Centro Democrático Social-Partido Popular (CDS-PP, democristiano) tiene tres ministerios y ocho secretarías de Estado.

Los dos partidos, que cuentan con mayoría absoluta en el Parlamento, suscribieron hace dos semanas un pacto conjunto de Gobierno para aplicar una batería de medidas de contención del gasto y reactivación de la economía y otra orientada a mitigar los problemas sociales.

El ministro de Defensa y dirigente del PSD, José Pedro Aguiar Branco, destacó hoy la gran "motivación" que hay entre los miembros del Ejecutivo para superar en los cuatro años de legislatura la grave crisis que afronta Portugal.

Otra figura del PSD, el ministro de Asuntos Parlamentarios, Miguel Relvas, subrayó el "espíritu reformista" que anima al nuevo Gobierno y el hecho de que abunden entre sus miembros los profesionales de éxito que han optado por prestar un servicio al país.

Passos Coelho presenta esta semana en el Parlamento el programa de Gobierno con el que espera superar la peor crisis lusa de las últimas décadas y cumplir los compromisos del rescate financiero que solicitó el anterior Ejecutivo en abril.

La UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) otorgaron 78.000 millones de euros a Portugal que, a cambio, debe empezar a aplicar este mismo mes nuevas medidas de austeridad, privatizaciones y reformas económicas y del mercado laboral.

Los empresarios portugueses expresaron hoy su apoyo a los objetivos del nuevo Gobierno y pidieron medidas para reactivar el crédito a las empresas.

El presidente de la Confederación Empresarial Portuguesa (CIP), Antonio Saraiva, celebró su primera reunión con el ministro de Economía y Empleo luso, Alvaro Santos Pereira, y expresó después a los periodistas la "sintonía" de posiciones entre la patronal y el Ejecutivo.

En cambio, la mayor central sindical lusa, la Confederación General de Trabajadores (CGTP, comunista) pidió al ministro un aumento del salario mínimo, de 485 a 500 euros mensuales, y amenazó con más movilizaciones contra las reformas exigidas por la UE y el FMI.

Entretanto la presión de los mercados mantiene a la deuda soberana lusa sujeta a los intereses más altos desde la creación del euro, pese la ayuda internacional que y está recibiendo.

El interés del bono luso a diez años registró hoy un ligero descenso, tras más de una semana de alza constante, pero seguía por encima del 11,64 por ciento y a una diferencia de 874 puntos básicos sobre el bono alemán.