Público
Público

Portugal critica el efecto de las declaraciones de Alemania en los mercados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro portugués de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, considera que algunas declaraciones de Alemania han elevado el nerviosismo de los mercados, que ahora tienen a Portugal en la mira de un nuevo rescate comunitario.

En una entrevista al "Jornal de Noticias" de Oporto, el ministro acusa a "algunas posiciones alemanas" de no contribuir al esfuerzo de calmar los mercados y ponerlos "más nerviosos y con mayor incertidumbre".

Texeira, pese a señalar que no quiere criticar a ningún país en particular, reprocha abiertamente las propuestas (de la canciller alemana Angela Merkel) para repartir el costo de la reestructuración de las deudas soberanas, que alarmó a los inversores y ha elevado los intereses de refinanciación que pagan Portugal y España.

"Como la comunicación de ese asunto no fue muy clara -lamenta- se han generado incertidumbres y dudas que acabaron por impulsar ese nerviosismo".

Preguntado si se siente empujado por Alemania para pedir ayuda financiera, el ministro responde que, sin señalar a nadie en particular, entre los socios comunitarios sí hay quien cree que "la mejor forma de preservar la estabilidad del euro es empujar y forzar" a los países más presionados hacia esa ayuda.

"Ven ahí la mejor forma de protegerse y poner un tapón a esta situación -afirma-, pero esa no es la visión política de los países involucrados"

En opinión del ministro portugués, "Europa también tiene que ser capaz de dar una respuesta cabal y clara de que consigue contener esta situación".

"Esto sucede -agrega- porque el euro y la gobernación del euro no disponen de mecanismos de reacción adecuados a estas situaciones".

Aunque se está trabajando en esa línea, "los mercados sintieron que había una fragilidad y la están claramente explotando", anota el ministro luso de Finanzas al señalar que ahora distinguen entre unos y otros países de la zona del euro y promueven el contagio de los problemas.

Sobre la situación concreta de Portugal, Teixeira insiste en que "no es tan seria como la irlandesa, tanto por la magnitud del desequilibrio presupuestario como por los problemas del sistema financiero".

"Pero los mercados parecen no querer enterarse", lamenta.

Sobre la posibilidad de tener que pedir un rescate financiero, el ministro también reitera que está es una "decisión política" que compete a los estados y que Portugal "está decidido a asegurar las condiciones para seguir financiándose en los mercados".

Texeira se muestra también confiado en los resultados de las medidas anticrisis incluidas en los presupuestos del Estado luso para 2011 y calcula que Lisboa necesita seis meses para demostrar a los mercados la seriedad de sus ajustes presupuestarios y de las reformas que ya ha puesto en marcha.

Entretanto, confía en que el Estado aguante los intereses de la refinanciación de su deuda soberana, que superan el 7% y han perjudicado las cuentas públicas, ya muy restrictivas, del presente ejercicio.

"Tenemos que restaurar la confianza de los mercados y para eso precisamos no sólo de anunciar metas, políticas u objetivos, sino también de comenzar a mostrar resultados", admite el ministro, confiado en que los presupuestos del Estado serán aprobados hoy en el Parlamento.

Aunque el Gobierno socialista, que perdió la mayoría absoluta en las elecciones del año pasado, no puede sacarlos adelante por si sólo, el principal partido de la oposición, el Social Demócrata (PSD, centro-derecha) anunció que se abstendrá, para no bloquearlos, tras obtener varias concesiones del Ejecutivo.