Publicado: 12.11.2014 22:00 |Actualizado: 12.11.2014 22:00

El PP permite a los terratenientes seguir cazando dentro de los parques nacionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

PP ha aprobado en solitario el Proyecto de Ley de Parques Nacionales a su paso por el pleno del Senado, donde la oposición ha presentado, sin éxito, siete vetos (IU, ERC, Entesa, Grupo Socialista, CIU, PSC, y Foro Asturias) para rechazar una norma que, entre otras novedades, prorroga los usos privados, como la caza.

En la votación final del texto en su conjunto, todos los grupos de la oposición han votado en contra y UPN se ha abstenido. La norma, que será remitida al Congreso para su aprobación definitiva, autoriza actividades de ocio como el vuelo sin motor en Guadarrama o la navegación en Monfragüe, y permite al Estado intervenir en caso de catástrofes o situaciones extraordinarias que pongan en peligro la riqueza natural de estos enclaves, algunos de ellos Patrimonio de la Humanidad.

Pero sin duda el grueso de las críticas se ha centrado en la enmienda 278 o "enmienda Cospedal", como la han denominado varios grupos de la oposición, y que permite que los propietarios con tierras dentro de los Parques Nacionales puedan seguir ejerciendo actividades privadas de caza hasta 2020, cuando la propia ley de parques contempla esta actividad como ilegal. Entre los terratenientes más beneficiados por la nueva normativa están los del Parque Nacional de Cabañeros, en Castilla-La Mancha, donde poseen fincas destacados nombres de la política o el mundo empresarial.

De nada ha servido la fuerte oposición a las modificaciones del PP a un texto que fue aprobado en 2007 con el consenso de todos los grupos políticos y que ahora ha sembrado críticas incluso entre la comunidad científica o los propios directores de los parques, que firmaron una carta expresando su rechazo y la "inconveniencia" de los cambios. Sociedad civil y grupos ecologistas también han tratado, sin éxito, hacer rectificar al Gobierno, que no ha aceptado vías alternativas.

Durante el debate, de más de cinco horas, los portavoces de la oposición han coincidido en señalar que el nuevo proyecto es "innecesario e inadecuado". Asimismo han criticado el "peculiar" trámite parlamentario que el PP ha utilizado para añadir al texto la citada enmienda y que según el portavoz de IU, Enrique Iglesias, les ha llevado a alcanzar una "transacción con ellos mismos" durante los trabajos en Comisión.

Este procedimiento ha empujado al PSOE a presentar, sin éxito, un recurso ante a la Mesa del Senado. Durante su intervención, su portavoz Miguel Fidalgo ha lamentado que la Mesa rechazara el mismo y ha afirmado que los parques son espacios que se mantienen con dinero público y que por lo tanto "no puede ser que la nobleza saque ventaja para su divertimento".

El portavoz del PP, Vicente Aparici, ha explicado que la polémica enmienda se justifica, entre otros, por el hecho de que hasta ahora no se había hecho nada para indemnizar por los derechos de esos usos privados, que ha asegurado se cifran en 300 millones de euros. Sobre la caza, la senadora conservadora Juana Francisca Pons ha mantenido que la nueva norma prohíbe esta práctica en los mismos términos que lo hacía la del 2007.

Los quince Parques Nacionales con los que cuenta España pertenecen a la Red Natura 2000; cuatro son Patrimonio de la Humanidad y diez Reservas de la Biosfera. El más grande es el de Sierra Nevada (Andalucía) con un total de 86.210 hectáreas, y el más pequeño el de las Tablas de Daimiel (Castilla-La Mancha), con 1.928 hectáreas.