Público
Público

El PP se queda con el dinero de la nueva financiación

Los conservadores olvidan el boicot al sistema y aceptan los recursos establecidos por ley. Madrid amaga con recurrir al TC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Coge el dinero y corre. Tan simple como eso. El PP no se anduvo con remilgos. Las cinco comunidades y dos ciudades autónomas que ayer pasaron por la ventanilla del Gobierno central, sin excepción, aceptaron el nuevo modelo de financiación autonómica. Hoy lo hará la Comunidad Valenciana. Así, el partido de Mariano Rajoy asume de facto un sistema que criticó abiertamente, que pintó de 'subasta' y de 'chapuza'. Traga con la nueva arquitectura financiera y, sobre todo, con los recursos adicionales que ha puesto el Estado: 11.700 millones de euros a repartir de aquí a 2011.

El PP ha jugado a todas las barajas posibles. El 15 de julio, las comunidades que gobierna se abstuvieron en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Luego, votó en contra de la reforma de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) a su paso por el Congreso y el Senado la tramitación concluyó el jueves en la Cámara baja. Pero ayer la cosa tocaba al bolsillo y nadie se negó al regalo del Ejecutivo. Como se preveía, Madrid, Murcia, Castilla y León, Galicia, La Rioja, Ceuta y Melilla suscribieron, en sendas reuniones bilaterales con el Gobierno, su adhesión al nuevo sistema. Todos los consejeros del PP vistieron su sí final como un 'ejercicio de responsabilidad'. Pero el Gobierno no podía soltar la presa.

'El PP ha utilizado el sistema de financiación como un medio de confrontación política, le ha faltado responsabilidad de Estado, ha hecho una política de tierra quemada resumió solemne el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial. No creo que ninguna comunidad que entendiera que el acuerdo lesiona los intereses de sus ciudadanos se permitiera el lujo de firmar. Si lo han suscrito, es porque el modelo es bueno y beneficia al conjunto de la ciudadanía'.

'El PP ha utilizado el sistema de financiación como un medio de confrontación'

Manuel Chaves glosó las ventajas de la LOFCA: mayor corresponsabilidad fiscal y autonomía financiera, mayor porcentaje de impuestos cedidos (el 50% de IVA e IRPF y el 58% de los impuestos especiales) y revisión de los criterios de ajuste. Se trata de un sistema 'mucho más flexible y eficaz', recalcó. Y el hecho de que las comunidades del PP lo hayan asumido 'da valor' al modelo. En plata: al estampar su firma, los conservadores dan la razón al Gobierno central.

La LOFCA llevará 11.700 millones más. Un 70% se entregará antes de fin de año. El Gobierno había consignado en los Presupuestos de 2010 una partida de 9.500 millones y las autonomías habían previsto recibir unos 10.000, informa P. González.

Las comunidades del PP alternaron ayer la crítica a Zapatero con la 'satisfacción moderada' por llevarse el cheque del Ejecutivo a casa. Aunque hubo matices. Ceuta alabó los 'esfuerzos y la comprensión' del Gobierno. Madrid, en cambio, amagó con recurrir la LOFCA ante el Constitucional. 'Nos reservamos todas las actuaciones posibles', anunció el consejero Antonio Beteta. Podrá ser, si convence a Rajoy. Por ahora, el PP ha aceptado jugar en lo que no hace mucho llamó 'subasta'.

Los gobiernos conservadores

'No podíamos decir que no; no queda otra'

Por el Ministerio de Política Territorial desfilaron todas las comunidades gobernadas por el PP, a excepción de Valencia, que no pudo llegar a Madrid por el temporal. Y todas, salvo Ceuta, manifestaron su “malestar” por un sistema que han aceptado “por responsabilidad” por la vía de los hechos. “Nos parece insuficiente, pero no podíamos decir que no”, reconoció el consejero riojano Juan José Muñoz. “No nos queda otra opción que sumarnos”, apuntaba el vicepresidente de Melilla, Miguel Marín. Menos pegas planteó la consejera de Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, que habló sin ambages de “satisfacción moderada”, porque el Gobierno “ha cumplido” con las cantidades prometidas, unos 500 millones entre 2009 y 2011. Madrid volvió a mostrar su carnet de máximo opositor a Zapatero, aunque acepta la ley “a regañadientes”. Antonio Beteta definió el modelo como “discriminatorio”. Además, acusó al Gobierno de “beneficiar” a Catalunya y de elaborar el sistema “que más perjudica a los madrileños”. El consejero sacó a relucir que el Ejecutivo adeuda a Madrid 14.783 millones “en concepto de lealtad institucional”, que no detalló, como tampoco dijo qué monto le transferirá el Estado. Beteta amenazó con instar un recurso contra la LOFCA, aunque admitió que antes falta el plácet de Rajoy. En la banda crítica también se situaron Melilla (que recibirá 11 millones de los recursos adicionales), Galicia (500 millones en 2009), La Rioja (34 millones a cuenta) y Murcia (no dio cifras). Estas dos censuraron que, más que un acuerdo, Zapatero les pedía firmar un “contrato de adhesión”. 

Los gobiernos socialistas

Contentos con la reforma

En las autonomías del PSOE, mandaba la satisfacción sin paliativos y la reprobación al comportamiento del PP. Ayer, firmaron el acuerdo con el Ministerio de Política Territorial Castilla-La Mancha, Asturias y Extremadura, y con Economía y Hacienda, porque así lo marcan sus estatutos, Andalucía y Aragón. Hoy lo harán Catalunya e Illes Balears. También rubricará hoy el texto Cantabria (gobierno de regionalistas y PSOE), cuyo presidente ayer no pudo llegar a Madrid por el temporal. De todas las que suscribieron el nuevo modelo de financiación, la más beneficiada es Andalucía, que recibirá antes de fin de año 900 millones. Le sigue Castilla-La Mancha (490 millones en 2009). Por detrás quedan Extremadura y Asturias, que con la nueva ley recibirán 210 y 206 millones, respectivamente. Los consejeros socialistas siguieron el guión que ya por la mañana había marcado la castellano-manchega María Luisa Araújo, que consideró la reforma “oportuna”, porque “todas las comunidades ganan y ninguna pierde”, se garantiza la prestación de servicios sociales básicos y la “igualdad” de todos los ciudadanos, y también porque el modelo se irá actualizando anualmente. El más templado fue el extremeño Ángel Franco, que manifestó una satisfacción “moderada” con el modelo. Con los reproches al PP comenzó Araújo. Le afeó su “falta de coherencia” al cambiar tres veces de criterio en cinco meses, aunque celebró que se haya impuesto la “responsabilidad”. La andaluza Carmen Martínez Aguayo llegó algo más lejos: “La actitud del PP es poco inteligible, hipócrita y cínica. Si no estaban de acuerdo, que hubieran dicho que no”.

Ceuta

Un sistema 'bueno' de financiación

En el Consejo de Política Fiscal y Financiera del 15 de julio, Ceuta fue el único territorio del PP que votó a favor de la LOFCA, con las comunidades del PSOE y Canarias. Ayer, Juan Jesús Vivas, el presidente de la ciudad, volvió a subrayar los “avances muy notables” de un sistema que calificó de “bueno”, pues reconoce las “peculiaridades” de Ceuta. El Gobierno de Vivas recibirá 30 millones al año, 15 más de los que percibía hasta ahora. 

Canarias

El PP acata a sus socios nacionalistas

El vicepresidente canario y consejero de Economía, José Manuel Soria, no podía importar ayer la posición de su partido, el PP. En las islas el jefe del Ejecutivo, Paulino Rivero, es de Coalición Canaria, y ya en julio ordenó el respaldo al modelo. Soria sostuvo ayer que su Gobierno concede un “apoyo crítico” a la ley, pero que “obviamente” no renunciará “ni a un euro”. Canarias, dijo, recibirá 303 millones, informa Efe.