Público
Público

El PP respalda a su tesorero y confía en el archivo del caso

Arenas destaca que es una "buena noticia" que Bárcenas se haya podido defender

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la dirección del PP estaban ayer satisfechos de que su tesorero, Luis Bárcenas, hubiera podido dar 'por fin' explicaciones a Francisco Monterde, magistrado instructor del caso Gürtel en el Supremo. 'Prueba superada', decían algunos en privado. 'Era importante que este día llegara', señalaban otros. Ahora, esperan que con ello se archive la causa y respirar en paz. Pero no todos están convencidos de que ese vaya a ser el desenlace.

Ayer, desde el círculo de Mariano Rajoy explicaban que no veían en la declaración del senador por Cantabria ningún elemento nuevo para mover ficha y exigirle responsabilidades. Al contrario, Javier Arenas salió a respaldarle públicamente. El presidente del PP de Andalucía comentó que le parecía 'una buena noticia' que sus compañeros de partido tuviesen 'la oportunidad de defender su inocencia', calcando prácticamente las palabras del tesorero a su salida del Alto Tribunal.

El portavoz del PP valenciano en Les Corts, Ricardo Costa, también imputado en la rama valenciana de este caso, se pronunció en el mismo sentido. Defendió que Bárcenas pudiese 'ejercer su derecho legítimo de defensa' y se mostró 'absolutamente convencido de que todo va a salir bien para él y para el PP'.

Rajoy, sin embargo, calló. No tenía ningún acto en su agenda y, por tanto, le fue más fácil no tener que referirse a este asunto. El PP tampoco emitió un comunicado, aunque el domingo anterior no dudó en hacerlo para acusar al Gobierno de querer 'aniquilar' a su formación.

Los que rodean a Rajoy trataron de dar pistas de por dónde respiraba. Recordaron que desde que estalló la trama de corrupción dirigida por Francisco Correa, Bárcenas se había reunido con él en varias ocasiones aportando pruebas y documentación de su inocencia. Supuestamente las mismas que ayer presentó. Y comentaban que su líder había decidido no erigirse en 'inquisidor de nadie' y que así iba a seguir siendo. También incidían en que, si el juez aún no había pedido el suplicatorio, no iba a ser Rajoy quien adelantara acontecimientos. En cualquier caso preferían no ir más allá. 'No tenemos elementos de juicio porque no estábamos en la sala', resaltaban.

Bárcenas salió, según sus colaboradores, cansado por las dos horas y media de declaración y por la presión que ha vivido en estos meses. Eso fue lo que trasladó a los que siguen su caso en la sede del PP. Pero no directamente a Rajoy porque ayer, ni antes ni después de su declaración, hablaron.

Los que sí lo hicieron, el equipo jurídico del PP, aseguran que vieron a Bárcenas contento. 'Se ha quitado un peso de encima porque es lo que había pedido en dos ocasiones', señalaban. Por lo visto, salió convencido de que había probado su inocencia y bastante confiado en que la Justicia será 'diligente'. 'Cree que ha convencido al juez', destacaban. A algunos les chocó que fuera solo, porque le acompañaron dos responsables del servicio de prensa, pero ningún alto cargo de su partido. Una imagen que contrastaba con la de Francisco Camps, que acudió con toda su corte gubernamental. Pero desde la sede del PP se recordaba ayer que era un cargo interno, no el presidente de la Generalitat, y que era lo que él había escogido.

Rajoy está ahora 'pendiente' de la decisión judicial. Y no hay calendario marcado. Desde su entorno esperan que el horizonte se despeje cuanto antes y que se demuestre que su líder estaba 'cargado de razones' para dejar pasar el tiempo.

En el PP confían en no tener que arrastrar este lastre judicial hasta septiembre porque, admiten, les es imposible ejercer la oposición.

Sin embargo, no todos ven la luz al final del túnel. Y recuerdan cómo la dirección se ha ido equivocando sistemáticamente en todas sus estimaciones. Ven que el caso está 'muy amarrado' y les parece difícil que Bárcenas pueda desmontar todas las acusaciones que hay contra él, por lo que están convencidos de que se pedirá el suplicatorio. La preocupación sigue siendo importante. Y más de uno ve a Bárcenas dimitiendo de forma 'transitoria' o 'más bien eterna', tal y como él desveló que había negociado con Rajoy .

En el PP algunos temen que, si se va, quiera arrastrar a más cargos consigo. Ayer el consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, explicó que no era el caso del PP regional. 'Nosotros estamos tranquílisimos'. Para él, también era 'una enorme satisfacción' que Bárcenas hubiese ido a declarar porque así su formación iba a poder conocer los datos 'para tomar decisiones políticas'.