Público
Público

El PP supedita el pacto en pensiones a que se retire la congelación en 2011

El partido conservador impone condiciones al Gobierno en la recta final del Pacto de Toledo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los grupos parlamentarios se han sentado por fin a poner negro sobre blanco sus recomendaciones en el marco del Pacto de Toledo para hacer más sostenible el sistema. Pero cuando por fin los diputados de la comisión habían comenzado a dialogar sobre las posibles mejoras, el PP ha lanzado un órdago al Ejecutivo y le impone condiciones que hacen peligrar el acuerdo.

Según el portavoz parlamentario del PP en la comisión, Tomás Burgos, si el Gobierno no retira la congelación de las pensiones contributivas en 2011 no se podrá llegar a un acuerdo. 'Es imprescindible' que el Gobierno cumpla con las recomendaciones ya pactadas para que se pueda renovar el Pacto', dijo Burgos. El 'mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones' es la segunda recomendación aprobada en el Pacto de Toledo y se ha cumplido desde 1995. Durante las legislaturas de Aznar, los pensionistas también tuvieron congeladas de facto las pensiones, ya que sólo se revalorizaron mecánicamente con la inflación.

Los diputados comenzaron ayer por la mañana a discutirlas mejoras pertinentes a las recomendaciones del Pacto de Toledo de su última ronda, en 2003. Cuando llegaron a las revalorizaciones de las pensiones, los grupos de la oposición mostraron su malestar por la falta de cumplimiento y quisieron dejar constancia de su contrariedad. CiU también se mostró muy beligerante con este apartado, y quiso introducir una mención especial a que se debe garantizar por ley la actualización en función del IPC. Junto con el PP, el grupo nacionalista catalán ve la congelación de las pensiones como el 'principal escollo' a superar para llegar a un acuerdo, hasta el punto de defender que las conversaciones de la comisión ya habrían finalizado si no se hubiera adoptado esta medida.

Sin embargo, la portavoz del PSOE, Isabel López i Chamosa, rechazó incluir en la redacción de las nuevas recomendaciones ninguna 'censura' a la congelación de las pensiones en 2011. La iniciativa se aprobó en mayo en un paquete de medidas de ajuste y ya está incluida en el proyecto de Presupuestos Generales que presentó el Gobierno la semana pasada y que se aprobará gracias al acuerdo con el PNV.

Esta discusión surge cuando continúa abierta una gran brecha entre Gobierno y oposición por la subida de la edad legal de jubilación de 65 a 67 años.

Aunque la comisión se reunirá todo el día de hoy, sólo se comenzará a hablar de temas 'espinosos', como la edad de retiro, dentro de dos o tres semanas. El PSOE no ha propuesto ningún calendario y opta por 'trabajar sin prisa pero sin pausa', pero otras formaciones, como CiU, consideran que el documento de recomendaciones no estará finalizado hasta diciembre para remitirlo al Gobierno y que lo estudie.