Público
Público

El presidente chino reitera que el problema del Tíbet es un asunto interno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de China, Hu Jintao, reiteró hoy que el problema del Tíbet es un asunto totalmente interno y que el conflicto entre el Gobierno central y "la camarilla del Dalai" afecta a la unificación nacional.

"Nuestro conflicto con el grupo del Dalai no es un problema étnico, ni religioso, ni de derechos humanos, sino un problema para salvaguardar la unificación nacional o separar a la patria", dijo, según informó la agencia oficial Xinhua.

Hu hizo esas declaraciones en una reunión con el primer ministro de Australia, Kevin Rudd, en la isla suroriental china de Hainan, donde ambos asisten al Foro económico de Boao.

El presidente chino subrayó que los incidentes de Lhasa en su conjunto no fueron "manifestaciones pacíficas" ni acciones "no violentas" como han alardeado ciertas personas, sino puros crímenes violentos.

"Ningún Gobierno responsable podría permanecer indiferente ante delitos tales, que gravemente invadieron los derechos humanos, seriamente desorganizaron el orden social y perjudicaron severamente la seguridad de la vida y propiedades de la sociedad", reiteró.

Según la agencia oficial china, Hu subrayó que la puerta para el diálogo entre el Gobierno y el Dalai Lama está abierta.

"Por nuestra parte no existen obstáculos para tener contacto y conversaciones, pero por parte del Dalai Lama, sí. Si sus intenciones de diálogo fueran sinceras, habría diálogo", añadió.