Público
Público

El presidente de Ecuador anuncia el indulto en el caso contra El Universo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, perdonó hoy la pena a los cuatro condenados en su litigio contra el diario El Universo por injurias, aunque considera que la sentencia fue "merecida" y una prueba de que se puede vencer el "abuso del poder mediático".

"Aunque sé que muchos quieren que no se haga ninguna concesión a quienes no la merecen, así como tomé la decisión de iniciar este juicio, he decidido ratificar algo hace tiempo decidido en mi corazón (...) perdonar a los acusados, concediéndoles la remisión de las condenas que merecidamente recibieron", dijo Correa en un discurso desde el palacio Presidencial.

La Corte Nacional de Justicia confirmó el 16 de febrero la condena a tres años de cárcel para el exeditorialista Emilio Palacio, y para Carlos, César y Nicolás Pérez, directivos del diario El Universo, así como el pago a Correa de 40 millones de dólares.

Tras el anuncio del presidente, Palacio señaló en su cuenta de Twitter que "hoy triunfó la libertad de expresión".

"Correa, hay que aclararlo, nos 'perdonó' por la presión nacional y mundial, pero su guerra contra la libertad de expresión seguirá", escribió Palacio desde Estados Unidos donde tramita su asilo.

En su alocución, Correa anunció también que desistirá de la demanda contra los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, autores del libro "El Gran Hermano", sobre los contratos que supuestamente tenía con el Estado el hermano mayor del presidente, Fabricio Correa.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) analizará el caso contra El Universo en una audiencia en su sede en Washington, y el canciller Ricardo Patiño indicó hoy que Correa le ha pedido que asista.

La semana pasada, esa entidad pidió al Gobierno de Ecuador que suspendiera temporalmente la aplicación de la condena para "garantizar el derecho a la libertad de expresión", algo que Correa calificó como un "disparate total".

El presidente denunció hoy "los grandes sesgos" de la CIDH y señaló que tiene "más bien la característica de una ONG y no de una institución jurídica".

Desde el inicio de su Gobierno en 2007, Correa mantiene un pulso con ciertos medios de comunicación privados, que hoy dijo que ejercen una "dictadura" en Ecuador y apuntó que "hay perdón, pero no olvido".

Señaló que se debe aprender del presente y de la historia, y "luchar por una verdadera comunicación social, en la cual los negocios privados sean la excepción y no la regla, donde la libertad de expresión sea un derecho de todos".

El gobernante expresó su esperanza de que los "injuriadores dejen de mostrarse como víctimas (...), que de ahora en adelante asuman un compromiso con la verdad y la ética profesional".

Por su parte, Xavier Zavala, abogado de El Universo, dijo hoy a Efe que la presión internacional, "que fue muy fuerte", se sumó en el caso al peso de la agenda política de Correa, quien se prevé que se presente a la reelección el próximo año.

Para Zavala, quien indicó que la defensa del diario no hará un pronunciamiento oficial sobre el perdón hasta que el tema se oficialice en los juzgados, el "mayor efecto" que provocará el caso es "el cuidado o la autocensura en determinados medios de comunicación".

Entre tanto, el Gobierno de Panamá se mostró hoy dispuesto a mantener el asilo a Carlos Pérez, quien está en la sede de la embajada, en Quito, desde el 16 de febrero a la espera de un salvoconducto para salir del país.

De su lado, Patiño insistió en que no hay razón para que Pérez siga en la Embajada y que Ecuador no le otorgará el salvoconducto.

"Regrese a su casa, ya no hay sentencia contra usted porque el presidente lo ha perdonado, que no se lo merecía pero lo ha perdonado. Vaya a su casa y deje en paz a la Embajada de Panamá para que sigan trabajando", dijo el canciller.

El caso se remonta a febrero del año pasado, cuando Palacio, entonces jefe de opinión del diario, publicó una columna en la que afirmaba que en un futuro Correa podría ser enjuiciado por "haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso en un hospital lleno de civiles" el 30 de septiembre de 2010, cuando hubo una sublevación policial.